Ir a contenido

CONCIERTO SOLIDARIO

"Miguel Poveda llamó a todos los cantantes"

La gala 'Miguel Poveda y sus amigos', destinada a recaudar fondos para estudiar el cáncer, se celebra el próximo 25 de julio en el Liceu

ÀNGELS GALLARDO / BARCELONA

El docotor Pere Gascon con Miguel Poveda y el equipo que organiza un concierto solidario.

El docotor Pere Gascon con Miguel Poveda y el equipo que organiza un concierto solidario.

Por séptimo año consecutivo, el oncólogo Pere Gascón impulsa un concierto musical cuya motivación es recaudar financiación con la que proseguir las múltiples líneas de investigación sobre cáncer que desarrolla en el instituto Idibaps, vinculado al Hospital Clínic, de Barcelona, donde ejerce.

La iniciativa, una atractiva fórmula con la que facilitar unos estudios científicos que prácticamente se nutren del mecenazgo, será distinta este año. Se celebrará el próximo 25 de julio en el Gran Teatre del Liceu, y, a diferencia de las ediciones anteriores, no se circunscribirá a la ópera, sino que congregará a un escogido grupo de cantantes que tienen en común su amistad con el cantaor Miguel Poveda. "A todos los ha convencido Poveda. Esta vez, nosotros no hemos llamado a ningún cantante -explica Gascón-. Todo ha sido cosa de él, que accedió a la primera a impulsar este concierto". "Poveda es una persona extraordinariamente amable, muestra humildad y está muy interesado en la investigación oncológica", afirma el médico.

En el concierto participarán, además de Poveda, Ana Belén, Niña Pastori, Pedro Guerra, Manuel Carrasco, Eva Yerbabuena, Ara Malikian, Antonio el Pipa, María Terremoto y Vanesa Martín

ANTE EL MICROSCOPIO

No es habitual que quien contribuye a que sucedan las investigaciones biomédicas pero no es científico quiera conocer, con cierto detalle, en qué consisten los estudios a cuya existencia va a contribuir. Poveda llegó una mañana de principios de julio al área de investigación donde trabaja Gascón, en la Facultad de Medicina adscrita al Clínic. El cantaor se vistió la bata blanca, con los guantes preceptivos, y pidió que le explicaran qué era lo que con tanto interés estaban observando bajo el microscopio.

"No vino a hacerse la foto, media horita y ya está, sino que se pasó más de tres horas, preguntando, interesado en saber en qué estamos investigando", añade el oncólogo. "Tanto es así, que incluso fuimos a comer y quedó en volver. Quiere pasar un día entero en el laboratorio", añade Gascón.

UNA CENA EN MALLORCA

La diferencia entre esta séptima edición y las seis precedentes, denominadas Veus per la Esperança, la marcó una cena de amigos que ocurrió en Palma de Mallorca a finales del pasado verano, a la que fue invitado el oncólogo Gascón. "Me presentaron a un directivo de Televisión Española y le hablé de nuestra fórmula para recaudar fondos científicos, los conciertos operísticos de Veus per la Esperança. Se mostró interesado y propuso colaborar. Todo fue una casualidad", prosigue Gascón.

Alguien habló de la idea a Miguel Poveda. Y se pensó en el Liceu. Las ediciones anteriores se celebraron en el Auditori o en la iglesia de Santa María del Mar. Se sumó la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC). Lo que se obtenga con el taquillaje, se destinará al Idibaps. La recaudación de la Fila 0, para la AECC. "Prácticamente están vendidas todas las butacas del Liceu", asegura Gascón.

       

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.