Ir a contenido

Las lluvias del invierno anuncian una mala primavera para los alérgicos al polen

Los plátanos de Barcelona y los campos de cereal son los principales focos alergénicos de Catalunya

Unas 600.000 personas sufren alergia respiratoria que se agrava con la polinización de plantas y árboles

Àngels Gallardo

Estación de captación de pólen de la UAB

Estación de captación de pólen de la UAB / JOAN PUIG

La calidez de las temperaturas que se ha instalado en toda la Península y las abundantes lluvias que han menudeado durante todo el invierno han preparado un medio ambiente propicio a despertar las reacciones alérgicas debidas a la polinización de plantas y árboles, un malestar que en Catalunya afecta a unas 600.000 personas. Así lo ha anunciado hoy martes el Institut de Ciéncia i Tecnologia Ambiental (ICTA), adscrito a la Universitat Autònoma de Barcelona, cuya red de captación de emisión de esporas y pólenes es un certero referente anual para quienes sufren alergias respiratorias causadas por pólenes. Sumando las reacciones causadas por los ácaros, el polvo o las emanaciones químicas, las alergias respiratorias afectan en Catalunya a más de un millón y medio de personas, una cifra que, advierten los alergólogos, no ha dejado de crecer en el último decenio.

La alergia es una reacción exagerada del sistema inmunitario ante sustancias, alimentos o utensilios de una gran variedad, entre los que destacan alimentos, en especial lácteos, frutos secos y frutas, los pólenes de árboles y plantas y las sustancias químicas. Una vez se ha instalado en el organismo de una persona, la reacción alérgica es extremadamente difícil de erradicar y su evolución a lo largo de los años es acumulativa, es decir, el rechazo inmunológicom se agrava en frecuencia e intensidad a medida que quien lo sufre entra en contacto con el elemento que le causa alergia. Los síntomas de manifestación de esta eracción son asímismo muy variados y no siempre es sencillo identificarlos como tales. Averiguar qué cauas una alergia es el primer paso de todos los tratamientos, seguido del consejo de evitar de forma indefinida entrar en contacto con el alergeno.     

UN RIESGO PARA MARATONIANOS

El plátano de sombra, el árbol más frecuente en las calles y avenidas de Barcelona, es una gran fuente de alergias respiratorias cuando se aproxima la primavera, ha indicado Jordina Belmonte, directora del ICTA. Este árbol causa un 25% de las alérgias respiratorias que sufre la población catalana. El principal foco de reacción alérgica a las polinizaciones, no obstante, lo emiten las plantas gramíneas, el grano de diferentes cereales que crece en los campos, al que se atribuye un 50% de estas alergias. Las plantas parietarias, las hierbas indeseadas que surgen en plazas o solares abandonados, causan otro 20% de reacciones inmunológicas respiratorias, los cipreses un 15% y los olivos otro 15%.

El principal síntoma que afecta a quien sufre alergia al pólen es la rinoconjuntivitis -goteo constante de la rariz y lagrimeo en los ojos-, seguida del asma. Cuando la polinización de los árboles o plantas próximos a estos enfermos está en plena eclosión, el consejo médico más reiterado es evitar permanecer al aire libre cuando hace viento y no frecuentar las calles flanqueadas por plátanos de sombra, o hacerlo utilizando mascarilla. "Cuando acompaño a mi marido a la maraton de Barcelona, vuelvo fatal a casa, porque toda la ruta transcurre por calles en las que los únicos árboles son plátanos", explica una afectada por alergia respiratoria por polen.

La encuesta de salud de Catalunya indica que un 14,7% de los adultos sufren alergia crónica, al igual que un 10,4% de los niños. La tendencia de todos ellos es a ir sumando reacciones alérgicas a más de un elemento: es frecuente iniciar una alergia a los frutos secos o frescos más consumidos cuando previamente se sufría rechazo inmunológico a pólenes de árboles o plantas, indican los médicos.

Grave escasez de alergólogos

La Societat Catalana d'Al·lergia i Inmunologia Clínica (SCAIC) ha advertido de que, a pesar de la clara tendencia a diagnosticar cada vez con mayor frecuencia síndromes alérgicos en los ciudadanos, la dotación de especialistas en este área sigue siendo "preocupante" y gravemente afectada por falta de "equidad territorial" en las diferentes capitales catalanas. Girona y las comarcas de Osona y el Alt Penedès, explican, tienen una presencia insuficiente o nula de alergólogos, ha indicado Teresa Dordal, presidenta de la SCAIC. Ese déficit de médicos especializados se traduce en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, aseguran desde la SCAIC. Con frecuencia, las alergias son atendidas por los médicos de familias del CAP, que, indican, suelen recetar fármacos que aplacan los síntomas del malestar, en lugar de buscar y tratar las causas, como, sostienen los alergólogos, debería hacerse.   

0 Comentarios
cargando