Ir a contenido

La concentración de la cirugía oncológica en los centros con más actividad reduce la mortalidad

Las muertes en el hospital, en el primer mes de ingreso, por cáncer de esófago, páncreas, recto y metástasis hepática bajan un 50%

Salut dirige a los hospitales más especializados las intevenciones de mayor complejidad

Àngels Gallardo

Cirujanos en un quirófano de un hospital.

Cirujanos en un quirófano de un hospital. / DANNY CAMINAL

La mortalidad intrahospitalaria, en los primeros 30 días tras ser intervenidos de un cáncer de esófago, páncreas, colon o metástasis hepática se ha reducido en un 50% en los últimos tres años en Catalunya, gracias a la concentración de estas operaciones en los hospitales más especializados y, en principio, mejor dotados de tecnología y áreas de intervención inmediata ante complicaciones. Así lo recoge en informe de la Central de Resultados de la Conselleria de Salut, difundido este lunes, documento que analiza la actividad asistencial realizada en el 2015 en los hospitales y centros de asistencia primaria (CAP) de Catalunya.

Salut inició en el 2005 la centralización de la cirugía del cáncer de recto en los hospitales con mayor actividad y experiencia.A la vista de que esa concentración proporcionaba mejores resultados y mayor supervivencia en esta cirugía, históricamente vinculada a una elevada mortalidad, el Servei Català de la Salut (CatSalut) difundió una instrucciíon a todos los hospitales instándoles a que derivaran a sus pacientes a los centros con mayor experiencia en cirugía oncológica digestiva.

Esos hospitales, entre los que se encuentran los de Vall d'Hebron, Clínic, Bellvitge, Sant Pau y Can Ruti, cuentan con los cirujanos más expertos en dichas intervenciones a consecuencia de las derivaciones que ya recibían de otros centros.Son también los que disponen de unidades de cuidados intensivos y servicios de infectología mejor preparados para afrontar una complicación quirúrgica tras la extirpación de un cáncer digestivo.

A OTRAS FORMAS DE CÁNCER 

Desde el 2013, las muertes posquirúrgicas en el primer mes de hospitalización tras la extirpación de un cáncer de esófago son las que han experimentado una mayor reducción: un 75% de los pacientes que morían en ese periodo anteriormente conservan la vida en la actualidad. También se han incrementado las cifras de supervivencia a largo plazo, asegura Cristina Nadal, responsable en el CatSalut de esta transformación quirúrgica. "Seleccionamos en primer logar la cirugía oncológica digestiva porque es la que suele registrar mayor mortalidad por el riesgo de infección que implica", explica Nadal, que anuncia la extensión de esta iniciativa a las intevenciones de cáncer de ovario y, a medio plazo, a otros procesos oncológicos.

Los fallecimientos tras la extirpación de un cáncer de páncreas en el primer mes de ingreso alcanzaban al 6,6% de los pacientes entre el 2010 y el 2012, proporción que pasó a ser del 3,2% en el periodo del 2013 al 2015. Las muertes por cáncer de esófago alcanzaban al 11% de los intervenidos, en el primer mes posterior, proporción que se redujo al 2,8% en el 2015.  

FALTAN RECURSOS

La concentración de la cirugía oncológica diegstiva en los hospitales con más especialización, opción promovida en los últimos decenios por cirujanos y oncólogos, no ha ido acompañada, sin embargo, de una mayor dotación de personal y tecnología, reconocen los responsables del CatSalut. "Se nos quejan por esto, y tienen algo de razón", admite Nadal.      

El informe de los resultados en la salud de los ciudadanos del 2015 destaca que los centros de asistencia primaria (CAP) atendieron más de 45 millones de visitas protagonizadas por 5,7 millones de personas. El documento incide en la eficacia demostrada por los médicos de familia en el control de los afectados por diabetes. Esta enfermedad, que es tratada con insulina inyectable o fármacos antidiabéticos, exige una rigurosa vigilancia de la sangre, la dieta y el ejercicio de quienes la sufren, funciones que recaen de forma exclusiva en el médico del CAP. Cuando un enfermo diabético sufre complicaciones graves, es hospitalizado.

La diabetes, la hipertensión arterial y los altos niveles de colesterol son los tres procesos crónicos más extendidos en la actualidad en Catalunya. Afectan al 10% de la población (diabetes) y al 27.5% de ciudadanos en el caso de la hipertensión. Un 19% son tratados en Catalunya con fármacos dirigidos a reducir el exceso de grasa concentrada en la sangre, los niveles de colesterol. En las tres patologías, hombres y mujeres están afectados de forma similar.  

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.