Ir a contenido

ALERTA SANITARIA

El botulismo de los bomberos fue causado por un bote de judías

El envasador detectó una partida mala en mayo y cree que alguna unidad entró en la cadena de venta por error

Los análisis oficiales descartan que el bacalao envasado que también comieron las víctimas fuera tóxico

Plato de judías blancas.

Plato de judías blancas. / 123RF

Un bote de judías blancas causó el botulismo en los dos bomberos de Girona que permanecen ingresados en estado grave. Así lo ha confirmado este lunes la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan).

En concreto, se ha detectado la toxina en el lote L-146-16 del bote de 400 gramos de la marca 'Bonpreu', envasado por Hermanos Cuevas y con fecha de consumo preferente antes del 31 de diciembre del 2021.

La empresa riojana Hermanos Cuevas cree que, según sus conclusiones provisionales, un error humano pudo introducir en el canal de venta, de forma accidental, una partida de botes de cristal de alubias blancas cocidas que estaba aislada. Un portavoz de la compañía, Juan Ramón Hidalgo, experto en derecho alimentario, ha explicado a Efe que la propia empresa, de forma interna, detectó el pasado 20 de mayo una anomalía de calidad en una partida antes de salir al mercado, por lo que fue apartada del canal de distribución y fue, según su versión, convenientemente aislada y precintada.

Desde que se produjo la alerta sanitaria, la dirección de la empresa formó un comité de crisis para "tomar rápidamente las medidas necesarias que minimizaran con la mayor urgencia cualquier tipo de riesgo" e inició una investigación interna. "En este momento, investigamos las circunstancias por las que algunas de las unidades aisladas en la empresa fueron reincorporadas accidentalmente al canal de venta y los datos provisionales indican que pudo deberse a un error humano en el control del producto", ha asegurado.

OTROS SIETE COMPAÑEROS

Los dos bomberos de Girona  permanecen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Trueta de Girona. Según informa el Institut Català de la Salut, ninguno de los dos ha experimentado variaciones y el pronóstico de ambos se mantiene reservado.

Ingresaron el 28 de junio, después de que el día anterior compartiesen una comida con otros siete compañeros en el parque en el que trabajan en Palafrugell. Fueron hospitalizados tras presentar malestar general, vómitos, visión doble, dificultad al hablar y fotofobia. Habían preparado para comer una ensalada a base de tomate, cebolla, migas de bacalao, pimiento rojo fresco y alubias blancas en conserva y postres. El resto de comensales, que por el momento no han presentado ningún tipo de síntoma, han sido localizados y advertidos de que en caso de presentar sintomatología acudan al hospital de manera urgente.

El 30 de junio la Agencia de Salud Pública de Catalunya ordenó retirar de la venta, por precaución, varios lotes de judías blancas cocidas y bacalao desmigado y desalado que se venden en supermercados de toda España. El pasado viernes, la compañía Copesco Sefrisa, elaboradora del bacalao desmigado desalado que comercializa Bon Preu y Royal, aseguró que no halló anomalía "ni en el producto ni en el proceso de elaboración del mismo". El análisis oficial lo ha corroborado ahora.

El botulismo es una intoxicación causada por la toxina botulínica, una neurotoxina bacteriana producida por la bacteria 'Clostridium botulinum', y la vía de intoxicación más común es la alimentaria, ya sea por ingestión de alimentos mal preparados o conservados de manera inapropiada.

Tradicionalmente, los brotes de botulismo, uno de los tóxicos naturales más potentes, se han asociado al consumo de conservas caseras

0 Comentarios
cargando