25 oct 2020

Ir a contenido

ANIVERSARIO MÉDICO

40 años de trasplante de médula ósea en España

El Hospital de Sant Pau celebra con pacientes trasplantados y médicos la pionera intervención realizada el 22 de mayo de 1976

CARME ESCALES / BARCELONA

Más de 450 personas se congregaron ayer en el recinto modernista del Hospital de Sant Pau para conmemorar el 40 aniversario del primer trasplante de médula ósea realizado en España, que llevaron a cabo, en dicho recinto, los especialistas en hematología Andreu Domingo Albós y Josep Cubells el 22 de mayo de 1976. La paciente fue una joven de 13 años catalana con leucemia. Desde entonces, en el Hospital de Sant Pau se han hecho 2.939 trasplantes de médula ósea, 490 de ellos a menores de edad.

La evolución en las técnicas utilizadas desde entonces y la ampliación del margen para ser donante de médula, contemplándose como viables un 50% de compatibilidad con el receptor, formaron parte de los contenidos que con motivo de la celebración expusieron los responsables de los trasplantes del Hospital de Sant Pau. El uso en ellos de células madre de la sangre de cordón umbilical, la mayor facilidad de obtención de las células donadas, a través de la sangre del donante, además de las expectativas de nuevos avances que aumentarán en el futuro la supervivencia y calidad de vida de los pacientes trasplantados fueron objeto de las presentaciones en la jornada científica que los especialistas brindaron a los asistentes.

PACIENTES TRASPLANTADOS

Algunos habían llegado desde Galicia, como Mateo Manteiga, de 12 años, que viajó acompañado de su madre y su hermana, diez años después de que llegara al hospital de Sant Pau para recibir el trasplante de médula de una donación de cordón umbilical que, gracias a la mediación de la fundación Josep Carreras llegó procedente de Nueva York y curó su leucemia. En el caso de Ester Cantero, de 37 años y de Tàrrega, se le practicó un autotrasplante de su propia médula, hace 28 años. En el caso de Víctor González, un vecino del barrio barcelonés de Sant Andreu que ahora tiene 21 años, fue su hermana Laura, seis años mayor que él, su donante de médula hace diez años.

El trasplante de médula ósea se puede realizar cuando se producen pocas células en la médula ósea (aplasia), mielodisplasias (producción de células defectuosas) o en caso de ciertos cánceres, como la leucemia, el mieloma múltiple o linfomas (cáncer que empieza en las células del sistema linfático) en estados avanzados. En niños, además de estos casos, se trasplanta también ante ciertas enfermedades congénitas. En el mundo se realizan al año un millón de trasplantes de médula ósea, en Europa, unos 50.000 trasplantes, 2.500 en España y en el Hospital de Sant Pau, en torno a los 130.

REGISTRO MUNDIAL DE DONANTES

En el mundo hay actualmente 27 millones de donantes, voluntarios dispuestos a donar células madre de su sangre para reemplazar las inexistentes o que funcionan mal en la médula ósea de otras personas. También hay 680.000 unidades de cordón umbilical del que también se extraen células madre válidas para subsanar las mismas deficiencias.

“La Red Española de Donantes de Médula Ósea, impulsada por la Fundació Josep Carreras para la lucha contra la leucemia, suma hoy más de 200.000 donantes del estado y más de 60.000 unidades de cordón umbilical. En la actualidad, en más del 80% de los casos, se encuentra un donante compatible para el trasplante, en un término de tres meses de búsqueda”, explicó el director del Servicio de Hematología del Hospital de Sant Pau, Jordi Sierra.