Ir a contenido

SANIDAD

Preocupación por el futuro del sistema sanitario

Los expertos lamentan que el acuerdo político olvide la crítica situación de médicos y enfermeras

Àngels Gallardo

Personal sanitario en el centro de control de urgencias del Hospital Clínic.

Personal sanitario en el centro de control de urgencias del Hospital Clínic. / DANNY CAMINAL

Las incógnitas sobre su financiación cuestionan el capítulo sanitario del plan de choque suscrito por Junts pel Sí y la CUP, a juicio de los expertos del sector consultados. El contenido no podría ser visto como innecesario, y no lo es, pero sí es calificado de "parcial", "insuficiente" y, sobre todo, desconectado de la realidad presupuestaria de Salut y ajeno a lo que quienes ejercen a diario consideran fundamental: no alude a la propia viabilidad del sistema que, advierten, es lo que estará en juego a medio plazo si no se inyecta más dinero. "El acuerdo entre Junts pel Sí y la CUP elude el aspecto nuclear en estos momentos, como es asegurar que en un futuro inmediato el sistema sanitario público será sostenible, haya o no independencia", afirma Jaume Padrós, presidente del Col·legi Oficial de Metges de Barcelona (COMB).

Jaume Padrós

PTE. COL.LEGI METGES DE BARCELONA

El plan de choque elude lo fundamental en estos momentos, que es asegurar que el sistema sanitario será sostenible en el futuro, con o sin independencia

Salut ha cerrado el 2015 con un déficit de 900 millones de euros, que se suman a los 1.400 perdidos en el presupuesto desde el 2010. Es decir, el sistema funciona con graves deficiencias que, aun así, dan lugar a ese tremendo desfase económico. En opinión de Padrós, la "excelencia" y la calidad asistencial e investigadora que caracterizan a la sanidad catalana penden de "un hilo" o están seriamente dañados desde que se inició la crisis. "La sanidad pública ha perdido casi el 20% de presupuesto y el personal sufre una rebaja del 25% en sus salarios -indica el presidente del COMB-. Si la estructura del sistema no se ha hundido es gracias al esfuerzo de esos profesionales, los peor pagados de la Unión Europea, pero la situación no aguantará mucho más tiempo. De esto no habla el plan de choque".

¿Y LOS PROFESIONALES?

La reordenación profesional del personal sanitario es vista como un elemento que urge abordar a juicio de Francesc Duch, secretario general de Metges de Catalunya (MC). "El plan de choque ha olvidado el agravio que supone la situación salarial y profesional de los médicos", afirma Duch, que ve positivo que el plan prevea "maximizar" la actividad de los hospitales del Institut Català de la Salut (ICS). "La Generalitat ha optado en los últimos años por contratar a empresas privadas ajenas al ICS, para traspasarles la actividad que recortaba en sus propios centros". Para conseguirlo, dice, será necesario recuperar a parte del personal despedido. Incluidos los 1.500 médicos perdidos en los centros de asistencia primaria (CAP). 

Francesc Duch

METGES DE CATALUNYA

La Generalitat ha optado en los últimos años por contratar a empresas ajenas al ICS para traspasarles la actividad que recortaba en sus propios centros

La situación de cambio es vista en el sector sanitario como una oportunidad. "La UE está esperando a que haya un nuevo gobierno en España para apuntar nuevos recortes, peores que los anteriores", alerta Padrós. "De esto nadie habla, pero convendría afrontar el futuro y la realidad -concluye-. El sistema sanitario es el eje que cohesiona a la sociedad y es imprescindible salvarlo". 

 

0 Comentarios
cargando