Ir a contenido

Catalunya despliega el Código Sepsis para su detección precoz

El protocolo pretende reducir la alta mortalidad que causa esta respuesta inflamatoria del organismo

Carme
ESCALES

La sepsis es la respuesta natural del cuerpo ante cualquier infección, bacteriana, vírica o fúngica. En ella, el organismo segrega una sustancia química para defenderse de las bacterias o gérmenes. Pero, cuando este fenómeno natural se descontrola, irradia más respuesta inflamatoria de la necesaria y puede lesionar órganos del cuerpo, incluido el infectado inicialmente.

Detectar que se ha entrado en esta fase anómala y medicar de inmediato permitiría evitar hasta el 20% de las muertes que se producen por esta causa. Uno de cada cinco pacientes infectados fallece. La sepsis es la primera causa de muerte por infección en el mundo. En Catalunya se dan unos 20.000 casos al año, para los que una detección y medicación precoces son vitalmente claves. La próxima semana, el día 15 de octubre, se activará el Código Sepsis, el protocolo de actuación rápida que coordinará a hospitales con unidad de cuidados intensivos (uci) con otros comarcales que no disponen de dichas unidades, que son destino necesario para pacientes con sepsis.

En el Hospital de Mataró, uno de los centros de salud donde se inició la prueba piloto de este despliegue coordinado de atención rápida para enfermos de sepsis, desde el mes de abril, fecha en la que se inició, se ha conseguido reducir «hasta un 24% las muertes en este tipo de ingresos», asegura Juan Carlos Yébenes, jefe del servicio de Medicina Intensiva de este centro hospitalario.

GRAN DESAFÍO CLÍNICO / Una vez detectada la situación de sepsis en un paciente, el gran desafío clínico es abordar el caso atendiendo a dos pilares esenciales: «recuperar la perfusión de órganos dañados por la propia respuesta del organismo, y eliminar los mediadores que el cuerpo ha creado para matar las bacterias por las que se ha sentido amenazado», explica Yébenes. La administración de antibióticos en las unidades de medicina intensiva y el apoyo vital del paciente -en las situaciones en las que sea preciso, con oxígeno para la respiración y otras ayudas externas- son la clave del tratamiento de la sepsis. Y cuanto antes se administren, mejor.

Una vez el cuerpo ha detectado algún microorganismo que interactúa con él, libera de manera espontánea los mediadores inflamatorios. Las alteraciones que estos provocan en el cuerpo pueden ser diversos, como por ejemplo a nivel de miocardio o, sencillamente, deshidratación.

Dependiendo del foco que ha originado la respuesta inflamatoria del propio organismo, de la tipología de microorganismo de la que se trate y de las características del paciente, cada caso tendrá un desenlace u otro. Siempre, teniendo en cuenta que la sepsis es un síndrome tempodependiente, es decir, cuanto más pronto se intervenga, menos avanzará la inflamación de efecto corroedor en el organismo del paciente. Las lesiones acaban produciendo lo que se denomina fracaso multiorgánico y, como consecuencia, la muerte.

«Como si se tratase de capas de cebolla, la intervención coordinada y precoz de los diferentes especialistas permite revertir la progresión de la perforación multiorgánica que la sepsis causa», explica Yébenes que, como médico internista, es miembro de la comisión asesora del Código Sepsis y coordinador del despliegue que entrará en vigor la semana que viene para actuar a nivel de toda Catalunya, asegurando una uci para cada potencial paciente en el menor tiempo posible. «Cualquier infección que sea potencialmente sepsis se tiene que valorar», señala el experto.

DOLENCIA EN AUMENTO / En Catalunya, el pasado año 478 menores de 16 años y 22.255 adultos con sepsis grave fueron ingresados en un hospital de agudos. Aproximadamente el 25% de esos pacientes ingresaron en una unidad de cuidados intensivos. La sepsis puede afectar a personas de cualquier edad, pero está más asociada al envejecimiento de la población, puesto que aproximadamente el 75% de los pacientes tienen más de 65 años. Por ello, es una enfermedad que va en aumento.

En niños, «más del 50% de los menores de 5 años que mueren lo hacen por infección y, de ellos, uno de cada cuatro lo hacen por sepsis», según la doctora Elisabeth Esteban, del Hospital Sant Joan de Déu, y asesora en el Código Sepsis como representante de la Societat Catalana de Pediatria.

El Memorial Bernat Gabarró Ventura (www.bernatgv.cat) homenajea a uno de esos niños que, con dos años, falleció de sepsis tras la lucha de su cuerpo contra una leucemia. Con el lema Sepsibilitza't!, quiere ser también un altavoz para concienciar a la ciudadanía sobre la existencia de esta enfermedad y la necesidad de actuar lo antes posible.

0 Comentarios
cargando