09 jul 2020

Ir a contenido

NUEVO RETRASO EN EL PAGO DE LA FACTURA

La Generalitat acumula más de 224 millones de deuda con las farmacias

Los farmacéuticos reclaman que el pago de los medicamentos "sea una prioridad para las Administraciones"

Venta de medicamentos en una farmacia.

Venta de medicamentos en una farmacia. / DANNY CAMINAL

El Servei Català de la Salud (CatSalut) de la Generalitat ha incumplido de nuevo el plazo de pago de la factura de los medicamentos y ha vuelto a acumular una deuda de más de 224 millones de euros con los farmacéuticos catalanes.

El Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Catalunya ha informado este lunes de que la administración catalana debería haber satisfecho este lunes los 112 millones de euros correspondientes a la factura de los medicamentos que las farmacias catalanas dispensaron en mayo.

Esta factura se suma así a la que todavía tenía pendiente de pago la Generalitat por los fármacos dispensados en abril, que era de 112,7 millones de euros, que se debería haber hecho efectiva el pasado 5 de junio.

De este modo, la deuda que acumula la Generalitat con los farmacéuticos es de dos meses y asciende a un total de 224,7 millones de euros

Actualmente las farmacias catalanas están cobrando con una media de 55 días de retraso respecto al día de pago que marca el concierto firmado con el CatSalut y casi tres meses después de haber dispensado los medicamentos.

Ante esta situación, los representantes de los farmacéuticos de Catalunya han vuelto a reclamar que se acabe con estos retrasos que sufren desde hace cuatro años y que el pago de los medicamentos "sea una prioridad para las Administraciones de la misma manera que lo es para los pacientes".

Los farmacéuticos catalanes han recordado que las farmacias de Catalunya son las que más tardan en cobrar los medicamentos que dispensan ya que mientras en el resto de España la media es de 22 días, en Catalunya la Generalitat está pagando a 90 días.

De hecho, Catalunya y la Comunidad Valenciana son las dos únicas comunidades autónomas que siguen sufriendo retrasos en el pago de las facturas de medicamentos por parte de la administración.