Ir a contenido

Bellvitge ensaya un sistema para evitar lesiones neurológicas en operaciones

Las intervenciones quirúrgicas complejas cuentan con la presencia de un neurofisiólogo para detectar daños antes de que sean irreversibles

Imagen de una operación en el hospital de Bellvitge.

Imagen de una operación en el hospital de Bellvitge. / HOSPITAL DE BELLVITGE

El Hospital de Bellvitge monitoriza a pacientes que se someten a intervenciones que pueden provocar daño neurológico para evitar secuelas. El centro de L'Hospitalet es pionero en esta técnica y esta semana organiza un curso de monitorización neurofisiológica intraoperatoria, en el marco del Máster en Electrodiagnóstico Neurológico impartido por la Universitat de Barcelona (UB) con la colaboració del Hospital Clínic, el Hospital de Bellvitge y el Institut Guttmann.

La técnica de la monitorización neurofisiológica intraoperatoria (MNI) consigue evitar secuelas en un amplio abanico de intervenciones quirúrgicas que presentan riesgo de daño neurológico.

En algunos tipos de procedimiento quirúrgico, como es el del aneurisma intracraneal, se ha conseguido eliminar totalmente las secuelas siempre que vaya acompañado de monitorización neurofisiológica.

Esta técnica consiste en la presencia en el quirófano, durante una intervención quirúrgica compleja, de un neurofisiólogo encargado de detectar principios de lesión neurológica antes de que sean irreversibles, para que se puedan corregir.

El neurofisiólogo estimula el córtex motor con una tira numerada de electrodos, mediante la cual consigue información constante del estado de las neuronas.

La responsable del MNI en el Hospital de Bellvitge, Isabel Fernández Conejero, destaca que, con la monitorización neurofisiológica intra-operatoria, "se consigue una cirugía más avanzada y segura; realmente conseguimos evitar muchas complicaciones neurológicas, que podrían ir desde paraplejia, parálisis faciales a afectaciones de los esfínteres, entre otros".

La MNI está indicada en todas aquellas intervenciones donde pueda haber afectación neurológica: la neurocirugía, como resecciones de tumores de cerebro, de base del cráneo o de columna vertebral, la cirugía cardiaca, vascular, ortopédica y traumatológica, otorinolaringològica, maxilofacial y oral, plástica o cirugía general, entre otros.

Según Fernández Conejero, "los costes añadidos de la monitorización neurofisiológica quedan rápidamente amortizados gracias a las complicaciones ahorradas; sólo hay que pensar que el coste del tratamiento y la recuperación de un solo infarto cerebral es similar al salario anual de un médico de hospital".

El Hospital Universitari de Bellvitge es el centro de España y de Europa que más MNI realiza, unos 300 cada año, aplicados a intervenciones de neurocirugía, traumatología, otorrinolaringología, cirugía plástica y cirugía vascular.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.