Ir a contenido

ACCESO A LOS MEDICAMENTOS

Los médicos cargan contra los laboratorios de la hepatitis C

Los precios son «abusivos, codiciosos e injustos», acusa el presidente de la Organización Médica Colegial

Los facultativos de Barcelona reclaman que el Gobierno pague los tratamientos

MANUEL VILASERÓ / MADRID

Los médicos se sumaron ayer a las críticas de las organizaciones de consumidores y pacientes contra las empresas farmacéuticas por los altos precios que han impuesto en los medicamentos de última generación contra la hepatitis C. El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, los calificó de «abusivos, codiciosos e injustos» durante la presentación de un documento sobre la actual crisis sanitaria e instó al Gobierno a crear un fondo específico para financiar los tratamientos.

«Es pura codicia, a menos que lo que se busque sea hacer caer los sistemas sanitarios», afirmó Rodríguez Sendín, tras aportar los principales datos que ilustran este «disparate»: en Estados Unidos, el país donde es más caro, un tratamiento cuesta 60.000 euros, mientras que en la India y Egipto vale 750, y el coste real de producción oscila entre 50 y 100 euros, según los estudios publicados. En España se superan los 40.000 euros, el equivalente al «salario bruto de un médico».

«Tienes una necesidad y yo abuso de ella». Así describió el principal representante de los médicos cómo han actuado los laboratorios respecto a los sistemas sanitarios. También criticó duramente que los países europeos hayan mostrado una «sorprendente incapacidad» para llevar a cabo una negociación conjunta que desembocara en unos «precios justos».

LA POSTURA DE ESPAÑA

El documento señala a España como uno de los países que rechazó una propuesta del Gobierno francés de creación de una plataforma negociadora conjunta al entender que «no era necesario un instrumento específico» para abaratar el medicamento.

El texto alerta del peligro de que otras empresas farmacéuticas sigan «por la senda del abuso en el próximo medicamento innovador, que será posiblemente aún más caro», lo que podría provocar «el colapso financiero del Sistema Nacional de Salud». Al margen de la negociación conjunta con Europa, los médicos exigen al Gobierno la creación de un fondo específico para financiar los tratamientos, una vez el comité de expertos haya elaborado el plan estratégico que definirá a quién y cuándo se pueden suministrar.

COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Se trata de una demanda a la que se sumó el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), cuyo presidente, Jaume Padrós, puso el acento en la necesidad de que sea el Gobierno y no las comunidades autónomas las que se hagan cargo del coste adicional que representen los tratamientos. «Una vez definidas las estrategias de tratamientos» por parte de los expertos, estas deben ser «aceptadas y asumidas por el ministerio» sin que se vean «condicionadas por las limitaciones de financiación ni, especialmente, por una posible actitud del Gobierno de responsabilizar a las comunidades autónomas», señala el colegio barcelonés en un comunicado.

En el Consejo Interterritorial de Salud celebrado la semana pasada, el Gobierno abrió la puerta a colaborar en la financiación de los tratamientos una vez el comité de expertos tenga el listo el plan estatégico, en marzo.

Temas: Hepatitis C

0 Comentarios
cargando