Ir a contenido

Los dermatólogos aconsejan lavarse el cabello a diario

El 40% de las mujeres de más de 50 años presentan algún problema más o menos grave de alopecia

Guillem
SERRA

Un día descubrimos algunos pelos sobre la almohada y se siembra el pánico. Dejamos de lavarnos el cabello a diario porque, según suele afirmarse, es perjudicial; nos untamos con productos anticaída para intentar evitar el desastre, y apartamos planchas y secadores de nuestras vidas.

La alopecia es una enfermedad que «también afecta a las mujeres, aunque parezca un problema mucho más ligado a los hombres», afirma Montse Pérez, dermatóloga de la Clínica de Moragas de Barcelona. De hecho, «el 40% de las mujeres mayores de 50 años presentan algún problema de alopecia» más o menos grave.

El miedo a perder el cabello es comprensible, porque «se trata de un órgano que, más allá de las funciones de protección, tiene mucho peso en la estética, sobre todo para las mujeres», explica la doctora. Y el problema es que «no se le da suficiente importancia al papel psicológico que juega la alopecia», lamenta. Lo cierto, no obstante, es que existen muchos bulos sobre esta enfermedad. De hecho, el motivo principal de la caída capilar es «la acumulación de grasa en nuestro cabello, que acaba pudriendo la raíz», indica la dermatóloga.

La solución pasa por «cuidar y mimar el cuero cabelludo, y esto se hace lavándolo a diario», aconseja Pérez. La doctora derriba así un mito: «Los champús están en contacto con nuestro cabello durante unos minutos como máximo, por lo que es imposible que el producto haga nada contra el folículo piloso».

SECADORES Y TINTES, INOFENSIVOS / Otra cuestión que la especialista desmiente es que el uso de tintes y secadores es perjudicial. «Nos podemos teñir de verde y no por eso se nos va a caer el cabello», asegura. «Y del mismo modo podemos secarnos el cabello las veces que queramos». La dermatóloga puntualiza que «el cuero cabelludo se cae cuando le pasa algo en el bulbo, no en la parte de fuera».

La alopecia femenina también puede estar causada por factores genéticos. «Las personas tendemos a heredar lo que padecen nuestros padres», explica Pérez. O por factores hormonales, «ya que las mujeres también fabrican andrógenos, típicamente masculinos, y esto hace que en momentos determinados las características de su cabello se parezca al de los hombres».

MUJERES JÓVENES / Las chicas jóvenes suelen padecer alopecia por tres causas: «problemas hormonales, una anemia a consecuencia de la falta de hierro, o alteraciones en el tiroides». En el caso de mujeres mayores, la alopecia suele deberse «al envejecimiento del folículo piloso, el cual se vuelve cada vez más fino».

«La alopecia tiene en mujeres blancas una incidencia cuatro veces mayor. El cabello de la gente negra, al ser rizado, es más consistente y esto hace que prácticamente no tengan alopecia», explica Pérez.

La doctora fija una escala de tratamientos, de menor a mayor eficacia: «En primer lugar estarían los cuidados cosméticos y, a continuación, las lociones anticaída, en las que creo muy poco. Sí que pueden ayudar los complejos vitamínicos que fortalecen el bulbo, y los dos productos que sí frenan la alopecia son una loción, el monoxidil, y dos antiandrógenos que se toman por vía oral: la aspiranolactona y el finasteride», apunta.

En cualquier caso, la especialista recomienda visitar al dermatólogo para que haga un estudio y evalúe el alcance de la enfermedad».