Ir a contenido

EL ESTADO DE LA SANIDAD

Errores médicos

Los doctores catalanes reciben cada año más de 300 demandas por pifias quirúrgicas o diagnósticas

El 60% se soluciona con pactos extrajudiciales y la indemnización media se sitúa en unos 66.000 euros

ÀNGELS GALLARDO / Barcelona

Si un ciudadano llega al hospital con el vientre duro como una tabla, dolor insoportable y 40º de fiebre, y el médico que le atiende lo envía a casa con el diagnóstico, erróneo, de «viriasis estacional», el paciente tendrá derecho a ser indemnizado en caso de que, una vez superada la grave peritonitis que tal vez lo ha llevado a urgencias, presente una demanda contra el facultativo. Así lo entiende Josep Arimany, director del servicio de responsabilidad profesional del Consell de Col.legis de Metges de Catalunya (CCMC), que representa a los 32.000 médicos en ejercicio. «Un fallo así, enviar a casa a un paciente que está al borde de sufrir una infección generalizada, es un error diagnóstico muy grave, casi una falta de asistencia», asegura.

Las especialidades con más reclamaciones son cirugía ortopédica y traumatología --prótesis de cadera o rodilla que se infectan o molestan--, y obstetricia, que incluye el momento del parto. La unidad de medicina legal creada en el CCMC para investigar las reclamaciones médicas, única en Europa, ha analizado las 8.200 demandas presentadas en Catalunya entre 1986 y el 2012, y ha observado que más de un millar de ellas han estado motivadas por mal resultado en lesiones del aparato locomotor, seguidas de las de obstetricia, cirugía general y anestesia. Las indemnizaciones más elevadas --de hasta 1,6 millones de euros-- intentaron compensar las consecuencias de fallos en el proceso del parto.

>>Lea la información completa sobre los errores médicos en Catalunya en e-Periódico