30 mar 2020

Ir a contenido

Parir en la bañera

La sala de partos de la Maternitat del Clínic facilita que el niño nazca en el agua

El centro apuesta por nacimientos más íntimos y con menos intervención médica

ÀNGELS GALLARDO / Barcelona

Las comadronas de la Maternitat del Clínic de Barcelona atienden sin presencia de los médicos hasta el 40% de los 3.500 nacimientos que ocurren en ese hospital cada año, los partos que se consideran de bajo o nulo riesgo. Es el único hospital público español donde se hace así y el que aplica de forma más exhaustiva el concepto de que el nacimiento en un hospital debe ser lo más parecido a un acto familiar, que sucede a pocos metros de un quirófano por si las cosas se complican.

Consecuentes con esta filosofía, por la que han eliminado las episiotomías (incisión quirúrgica del perineo) en un 30% de los nacimientos, los responsables del área obstétrica de la Maternitat acaban de instalar una sala de parto acuático, cuyo elemento central es una bañera, que fue inaugurada el pasado miércoles y en la que ya se han zambullido tres parturientas. "Dos intentaron que su hijo naciera en el agua, pero al final no pudo ser. La tercera pasó allí el periodo de dilatación --explica Ángela Arranz, responsable del área obstétrica de la Maternitat¿. Estaban encantadas".

>>Lea la información completa sobre la nueva instalación de la Maternitat del Clínic en e-Periódico.