INFECCIOSAS

¿En qué se diferencian SIDA y VIH? ¿Está cerca la vacuna para controlar la enfermedad?

Se estima que en nuestro país hay entre 160.000 y 170.000 infectados por VIH, de los que el 14% no están diagnosticados

¿En qué se diferencian SIDA y VIH? ¿Está cerca la vacuna para controlar la enfermedad?
5
Se lee en minutos
Rafa Sardiña
Rafa Sardiña

Periodista

Especialista en salud y bienestar

Escribe desde Madrid

ver +

Según calcula ONUSIDA, entre 160.000 y 170.000 personas en España viven con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Y el 14% está sin diagnosticar.

En la actualidad los pacientes deben tomar el tratamiento antirretroviral (una combinación de fármacos para suprimir la replicación del VIH), ya que su sistema inmunitario no es capaz de controlar el virus de forma espontánea.

Se trata de una enfermedad para la que todavía no existe cura, pero sí cuenta con un tratamiento muy efectivo y seguro.

Y ahora, una investigación abre una nueva esperanza. 

Los resultados del ensayo clínico de la vacuna HTI de la compañía biotecnológica AELIX, en colaboración con Gilead Sciences, demuestran que esta inyección puede mejorar la respuesta contra el virus.

Esta nueva investigación, que ha sido publicada recientemente en la revista científica Nature Medicine, se ha llevado a cabo con 45 pacientes (44 hombres y 1 mujer) con supresión viral durante al menos un año, lo que quiere decir que la cantidad de VIH en sangre es muy baja. 

Nuestro enfoque de vacuna de células T tiene el potencial de desempeñar un papel fundamental en las estrategias para curar la infección por VIH

Para estudiar su eficacia, una vez administrada esta vacuna los participantes interrumpen temporalmente el tratamiento antirretroviral y se miden los niveles de virus en la sangre de forma semanal durante seis meses.

Así, se ha evaluado la eficacia de la vacunación y cómo el uso de la vacuna AELIX HTI puede permitir que los pacientes interrumpan la Terapia Antirretroviral (TAR) durante un periodo prolongado de al menos seis meses.

Como subraya el doctor Christian Brander, cofundador y director científico de AELIX:

  • "Nuestro enfoque de vacuna de células T tiene el potencial de desempeñar un papel fundamental en las estrategias para curar la infección por VIH".

Imagen de archivo de una prueba para detectar el VIH / OMS - Archivo

De todos los pacientes analizados (15 recibieron placebo y 26 vacunas), 41 interrumpieron el tratamiento y fueron estudiados durante un total de 24 semanas.

El resultado fue:

  1. Un 40% de los que recibieron la vacuna han conseguido estar seis meses sin este tratamiento.

  2. En el grupo que recibió placebo, todos, excepto uno de los participantes, tuvieron que reiniciar el tratamiento antes de las doce semanas.

Esta vacuna “permite mejorar la supresión del virus sin medicación”

Así lo explica la doctora Beatriz Mothe, investigadora principal del estudio de la Fundación Lucha contra las Infecciones e investigadora asociada del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa.

  • “Los resultados positivos de este ensayo muestran que es posible inducir una respuesta inmunitaria en una persona que vive con el VIH, lo que permite mejorar la supresión del virus en ausencia de medicación antirretroviral”.

La segunda fase del ensayo clínico, que empezará en los próximos meses, denominado AELIX-003, tiene como objetivo investigar la seguridad, tolerabilidad y eficacia de la vacuna en combinación con el agonista del receptor Toll-Like 7 (TLR7), en 57 personas con VIH que reciben Terapia Antirretroviral (TAR).

Devi SenGupta, directora del programa de desarrollo de curas para el VIH en Gilead Sciences, resalta que el camino hacia la cura de esta enfermedad “es un desafío científico complejo y la colaboración es clave para catalizar la investigación”.

El VIH y el sida, ¿son lo mismo?

El VIH no es lo mismo que el sida, como explica a este portal, con motivo del Día Mundial contra la Lucha contra el sida, el doctor Vicenç Falcó, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Vall d’Hebron. 

  • “Son distintas fases de la misma enfermedad. Y es que, este virus afecta a las defensas, y cuando están muy deterioradas, empiezan las complicaciones (infecciones oportunistas por el sistema inmunitario debilitado), que es lo que se conoce como sida (Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida)”.

Es decir, el sida es la fase final del VIH.

¿Cuáles son los síntomas del VIH?

La sintomatología de la infección se desarrolla en tres fases:

  1. La primera fase pasa inadvertida. Se produce entre las 2 y 4 semanas después de la infección y puede provocar síntomas muy parecidos a los de una gripe.
  2. En la segunda fase, denominada crónica, el retrovirus sigue infectando las células aunque de manera muy lenta. Por eso es clave la medicación con fármacos antirretrovirales. Si el paciente sigue un tratamiento de forma correcta y se somete a controles periódicos, puede cronificar la infección, hacerla indetectable, y no desarrollar nunca el sida.
  3. En la tercera y última fase el virus se ha multiplicado de forma exagerada y las defensas inmunológicas del paciente no son capaces de responder.

No obstante, los pacientes que están en tratamiento bloquean la “historia natural del virus” por lo que no desarrollan el sida y, por ende, otras enfermedades asociadas como:

  • Neumonía.

  • Candidiasis. 

  • Tuberculosis.

  • Citomegalovirus.

  • Meningitis criptocócica.

  • Toxoplasmosis.

“Hay también una serie de tumores asociados a esta inmunodepresión, y cabría destacar el sarcoma de Kaposi, un cáncer cutáneo que produce parches de tejido anormal debajo de la piel, o determinados linfomas (tumores hematológicas)

¿Cómo se contagia el VIH?

El VIH se transmite a través de cuatro fluidos: la sangre, el semen, las secreciones vaginales y la leche materna. Lo que significa que puede contagiarse por tres vías: sexual (anal, vaginal u oral), sanguínea y de madre a hijo.

  • No se transmite ni por saliva, ni por lágrimas ni por sudor.

  • Tampoco por picaduras de insectos

  • Y tampoco por el contacto con animales domésticos.

Archivo - Prueba para el autodiagnóstico del VIH / MYLAN - Archivo

Indetectable = intransmisible

Actualmente, hay distintos fármacos para las personas con VIH, que cada vez son “más potentes, mejor tolerados, con una toxicidad casi nula y fáciles de tomar”. 

A día de hoy, una gran mayoría de los pacientes solo tiene que tomar una única pastilla (hace unos años el tratamiento estaba formado por un cóctel de pastillas), lo que ha mejorado la calidad y la esperanza de vida, “que casi se acerca a las personas no infectadas”. 

  • Pero, una de las mejores noticias es que el tratamiento antirretroviral es capaz “de eliminar este virus hasta el punto de que es indetectable”.

Noticias relacionadas

Esto quiere decir que la carga viral no se puede detectar en los análisis de sangre, lo que hace “que la enfermedad no progrese y el sistema inmunitario se recupere”.

Y otro de los grandes avances ha sido lograr que, si la carga viral es indetectable, no se transmite la enfermedad “por vía sexual, pero sí a través de la sangre”.

¿Cómo se previene la transmisión del VIH?

  • Utilizar preservativo (tanto masculino como femenino) cuando se mantenga relaciones sexuales con penetración, ya sea oral, vaginal o anal con personas infectadas o de las que se desconoce si lo están.

  • Conocer el riesgo de exposición de las distintas prácticas sexuales y el estado serológico de las parejas sexuales.

  • Evitar compartir jeringuillas, agujas y otros útiles de inyección, como instrumentos para perforar la piel para realizar piercings o tatuajes.

  • Realizar periódicamente análisis de sangre para detectar enfermedades de transmisión sexual.