APARATO DIGESTIVO

Neprosina, la molécula que abre una esperanza para tratar la celiaquía con una pastilla

Una investigación del CSIC ha descubierto que esta molécula podría ser clave para degradar la proteína causante de la enfermedad

Neprosina, la molécula que abre una esperanza para tratar la celiaquía con una pastilla

Epi_rc_es

4
Se lee en minutos
Rafa Sardiña

La Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE) estima que el 1% de la población española padece enfermedad celíaca. No obstante, el 85% de los afectados no ha sido diagnosticado. Así, en nuestro país puede haber entre 450.000 y 900.000 celíacos.

Una patología infradiagnosticada, que puede aparecer en cualquier momento de la vida, aunque es más frecuente en la edad adulta que en la infancia. Y más común en mujeres que en hombres. Pero, aún no tiene cura. 

El único tratamiento hoy en día es llevar una dieta sin gluten (proteína que se encuentra en cereales como el trigo, la cebada o el centeno) para toda la vida.

Sin embargo, científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han descubierto una molécula que podría jugar un papel para tratar la celiaquía por vía oral.

La investigación, publicada en Nature, y liderada por F. Xavier Gomis-Rüth y junto a Laura del Amo-Maestro y Soraia Mendes, ha identificado una molécula que podría contrarrestar los péptidos tóxicos que causan la enfermedad. 

Los estudios que hemos realizado nos han permitido verificar que la neprosina tiene un enorme potencial para ser desarrollada como medicamento

F. Xavier Gomis-Rüth

Investigador del CSIC

En concreto se trata de neprosina, una molécula que se encuentra de forma natural en el fluido digestivo de la planta carnívora Nepenthes ventrata. Una especie tropical, de origen filipino pero muy comercializada en España, que necesita una alta humedad ambiental y luminosidad.

Causas de la enfermedad celíaca

Varias proteínas ricas en prolaminas, que se encuentran en los cereales, son los causantes de esta patología. Cuando estas proteínas llegan al estómago, se rompen en otras más pequeñas, es lo que se conoce como péptidos, resultando tóxicas para los afectados. 

Estructura tridimensional del precursor de la neprosina / IBMB

De todos los péptidos, el más relevante es 33-mero, una prolamina del trigo que es capaz de resistir a los ácidos gástricos del estómago y atravesar la mucosa intestinal. Así, se producen los síntomas más característicos de la enfermedad: distensión abdominal, estreñimiento o gases. 

Los científicos del IBMB-CSIC han descubierto que la neprosina es una molécula que puede degradar el 33-mero antes de que llegue al intestino y evitar la respuesta inflamatoria autoinmunitaria. 

Se administraría de forma similar a los comprimidos de lactasa que toman los intolerantes a la lactosa

“El 33-mero es el péptido más tóxico de los que se generan a partir de la gliadina y queda por comprobar si su erradicación bastaría para eliminar las manifestaciones y respuestas fisiopatológicas de la celiaquía”, explica Francisco José Pérez Cano, investigador de la UB.

Un tratamiento oral contra la celiaquía

"Los estudios que hemos realizado nos han permitido verificar que la neprosina tiene un enorme potencial para ser desarrollada como medicamento", señala el investigador del CSIC F. Xavier Gomis-Rüth. 

Un 1% de la población española es celíaca /

  • "Es mucho más activa en las condiciones extremas de la digestión en el estómago que otras enzimas proteolíticas candidatas actualmente en estudio, colectivamente denominadas glutenasas, para su aplicación terapéutica, y cumple con todas las características que se requieren a priori para una glutenasa eficiente”.

El tratamiento, que se administraría de forma oral, debería degradar la mayor parte de los péptidos que resultan tóxicos para los celíacos e inocuo para el intestino. 

  • “Una vía prometedora son las moléculas que destruyan los péptidos tóxicos, y que pueda ser administradas por vía oral, de forma similar a los comprimidos de lactasa que toman los intolerantes a la lactosa”.

La lactasa es  medicamento, que está disponible en cápsulas o gotas, está indicado para los intolerantes a la lactosa. La lactasa es una enzima que ayuda a mejorar la digestión de la lactosa (que comúnmente se conoce como azúcar de la leche). Debe tomarse justo antes de consumir cualquier producto con lactosa.

Y aunque los primeros resultados son optimistas, “vamos a pasar ahora a ensayos más específicos para verificar este potencial antes de pasar a ensayos clínicos y a trabajar con moléculas mutantes que puedan ser más eficientes aún”, concluye. 

La mayoría de los celíacos aún no ha sido diagnosticado de la enfermedad / Healthy home made breakfast of muesli, apples, fresh fruits, walnuts on wooden table

¿Cómo se diagnostica la celiaquía?

  • Sospecha clínica. Ya sea por la presencia de síntomas o por antecedentes familiares.

  • Serología. Como apunta FACE, "los marcadores serológicos son de gran utilidad como indicadores de la enfermedad, ya que ayudan a seleccionar a los individuos con mayor probabilidad de presentarla. La negatividad de estos marcadores no excluye definitivamente el diagnóstico".

  • Biopsia. Mediante una biopsia del duodeno proximal (parte del intestino que conecta el estómago con el yeyuno, una de las partes del intestino delgado), se confirma el diagnóstico. Esta prueba se realiza antes de establecer una dieta sin gluten. 

  • Pruebas genéticas. Son otra opción. La mayoría de los pacientes con celiaquía son positivos en HLA-DQ2, dos haplotipos (conjunto de genes que se heredan juntos).

El médico especialista en gastroenterología o digestivo es el encargado de su diagnóstico.

Celiaquía refractaria: ¿Por qué es tan peligrosa?

Noticias relacionadas

De acuerdo al estudio "Enfermedad celiaquía refractaria", publicado en la revista Gastroenterología y Hepatología, un 5% de los celíacos padece este tipo de celiaquía. Y es una de las formas más graves de la enfermedad.

Así lo definen Santiago Vivas y José María Ruiz de Morales, del Servicio de Aparato Digestivo e Inmunología, respectivamente, del Hospital de León:

  • “La principal causa de falta de respuesta a la dieta sin gluten es la ingestión continuada y generalmente inadvertida de gluten. El diagnóstico de enfermedad celíaca refractaria se establece tras la exclusión de otras enfermedades, ante la persistencia de malabsorción y atrofia vellositaria”.