INFECCIOSAS

La viruela del mono ya está en 20 países, con más de 250 contagiados y decenas de sospechosos

Solo en España hay 84 casos confirmados de viruela del mono y más de 150 personas están a la espera de conocer los resultados de las muestras clínicas

La viruela del mono ya está en 20 países, con más de 250 contagiados y decenas de sospechosos
5
Se lee en minutos
Rafa Sardiña

La viruela del mono continúa su avance imparable. En España, según los datos aportados por las autoridades sanitarias, hay 84 casos confirmados y 157 sospechosos.

La Comunidad de Madrid es la región que tuvo los primeros casos y la que registra más positivos, pero la infección ya se ha extendido a otras comunidades autónomas. Precisamente, en la capital se ha registrado  el primer caso de viruela del mono en una mujer.

La mujer, indican la Consejería de Sanidad, está "directamente relacionada con cadena de transmisión de relaciones entre hombres". Hasta el momento, todos los casos registrados en la Comunidad de esta enfermedad viral zoonótica eran hombres y, según los primeros indicios, la transmisión está relacionada con contactos muy estrechos.

Canarias, Aragón y País Vasco también registran infecciones por monkeypox.

Y en Galicia, la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Andalucía y Castilla y León siguen a la espera de conocer si las muestras sospechosas enviadas al Instituto de Salud Carlos III son positivas.

Fuera de nuestras fronteras también hay un goteo incesante de nuevas infecciones y nuevos países que se van sumando a la lista.

El último informe del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) recoge que se han notificado más de 150 casos en quince países europeos. 

  • “La mayoría de los casos son en hombres jóvenes que mantienen relaciones sexuales con otros hombres. No ha habido fallecimientos. El cuadro clínico, generalmente, se describe como leve, y la mayoría de los casos presentan lesiones en los genitales o el área perigenital, lo que indica que la transmisión probablemente ocurrió mediante el contacto físico durante las relaciones íntimas”.

España, con 84 casos confirmados, está a la cabeza de la Unión Europea en positivos por viruela del mono. Por detrás, Portugal (49), Países Bajos (6), Italia, Alemania (10) y Francia (7) y Bélgica (4). 

En Dinamarca y Eslovenia, se han diagnosticado dos casos. Y de acuerdo a la información aportada por estos países, los pacientes infectados habían acudido al festival "Gay Pride", celebrado entre el 5 y el 15 de mayo en Maspalomas (Gran Canaria). 

En el resto del mundo, la situación epidemiológica también es preocupante: 101 casos confirmados de viruela del mono.

Reino Unido, el primer país donde la enfermedad no es endémica que registró positivos, ha notificado 71 casos confirmados.

Argentina ha registrado un positivo de una persona que viajó recientemente a nuestro país, Estados Unidos (9), Australia (2), Canadá (15) y Marruecos (3 casos sospechosos).

Lo que se sabe de la viruela del mono

La viruela símica, como también se conoce, es una enfermedad endémica en la República Democrática del Congo y en África occidental. No se considera una enfermedad particularmente contagiosa entre personas y el contagio es limitada. 

La trasmisión de la viruela del mono, como también ocurre con la viruela humana, se produce a través de gotas respiratorias “durante el contacto cara a cara directo y prolongado”.

El protocolo del Ministerio de Sanidad también establece que se “puede transmitir por contacto directo con fluidos corporales de una persona infectada o con objetos contaminados, como la ropa de cama”.

Aunque es importante aclarar que no se trata de una enfermedad de transmisión sexual.

“Hasta el momento, un elevado porcentaje de estos casos son hombres que han mantenido relaciones en contextos sexuales de riesgo con otros hombres, si bien no se puede excluir su transmisión en otros grupos poblacionales”.

En las últimas horas, Extremadura ha descartado a la primera mujer sospechosa de tener viruela del mono en nuestro país.

Los pacientes hablan de mucho malestar, dolor, cansancio. Y las lesiones cutáneas se describen como muy dolorosas

Andrea McCollum

Epidemióloga

Como se ha señalado, todos los casos registrados son leves, no han requerido hospitalización y no se ha producido ningún deceso. 

Viruela del mono: ¿Cómo saber si estoy infectado?

El periodo de incubación es de 6 a 16 días. Sin embargo, hay que tener en cuenta que puede variar entre 5 y 21 días. El cuadro clínico, pese a que se podría confundir con otras patologías, incluye síntomas que permiten diferenciarlo claramente:

  • Fiebre.

  • Dolor de cabeza.

  • Dolores musculares.

  • Linfadenopatías (inflamación de los ganglios linfáticos).

  • Fatiga y cansancio.

No obstante, unos días después de la aparición de la fiebre se desarrolla un exantema (una erupción cutánea muy característica, de color rosáceo) que suele comenzar en la cara y extenderse a otras partes del cuerpo.

En los casos que se están registrando fuera de África, las lesiones se están presentando en mayor medida en la zona genital. 

Andrea McCollum, epidemióloga de los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, explica cómo identificar sus síntomas, clave para controlar el contagio.

“Los pacientes hablan de mucho malestar, dolor. Están cansados. Y las lesiones cutáneas se describen como muy dolorosas (mientras que la varicela causa picor en los exantemas), independientemente de dónde ocurran en el cuerpo”, apunta a STAT.

  • “Hasta la etapa de formación de costras, las lesiones por orthopoxvirus generalmente son dolorosas mientras que en otras enfermedades como la varicela, pican. Pero cuando la viruela llega a la fase de curación, es decir cuando hay costras y la piel se está regenerando, entonces aparece el picor”.

Por ello, una persona con fiebre, dolor de cabeza intenso, mialgia (molestias musculares), artralgia (dolor en las articulaciones) e inflamación de los ganglios, además de exantema vesicular, es sospechosa de padecer viruela del mono.

Es caso probable sí:

  • Se ha mantenido contacto estrecho con un caso confirmado.

  • Relaciones sexuales de riesgo.

  • Viajes a zonas endémicas de África occidental o central en los que se ha identificado circulación del virus.

Estoy infectado, ¿Qué tengo que hacer?

Tal y como se recoge en el documento de Sanidad, se debe usar mascarilla quirúrgica, especialmente en aquellos pacientes con síntomas respiratorios.

No hay que abandonar el domicilio, excepto cuando necesite atención médica de seguimiento. En este caso llevará en todo momento mascarilla y no utilizará transporte público.

Noticias relacionadas

Evitar, en la medida de lo posible, el contacto con otras personas, así como con animales domésticos, que deben ser “excluidos del entorno del paciente”. 

La ropa, como ropa de cama y toallas, hay que lavarlas en una lavadora con agua caliente (60 grados) y detergente. “Se puede agregar lejía, aunque esta no es necesaria, y se debe tener cuidado al manipular la ropa sucia para evitar el contacto directo con el material contaminado”.