CORONAVIRUS

La OMS alerta de la aparición de XE, la nueva variante de ómicron que podría ser más contagiosa

La Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido ha confirmado casos de esta nueva cepa: una combinación de la variante original de ómicron (BA.1) y el sublinaje dominante BA.2, que se conoce como "ómicron silenciosa".

La OMS alerta de la aparición de XE, la nueva variante de ómicron que podría ser más contagiosa
3
Se lee en minutos
Rafa Sardiña

Cuando Europa está comenzando a recuperar la normalidad tras los meses con más contagios, aunque leves, de la pandemia...

Cuando en España eliminamos las cuarentenas para los casos asintomáticos y leves, y se plantea la eliminación de la mascarilla antes de la Semana Santa, la Organización Mundial de la Salud advierte que la pandemia del coronavirus no ha terminado. 

El organismo internacional ha informado de la aparición de tres nuevas variantes de la enfermedad, que han sido nombradas como XD, XF y XE. 

Sin embargo, según ha señalado la OMS, ésta última podría ser la más "peligrosa".

Se trata de una combinación de la variante original de ómicron (BA.1) y el sublinaje dominante BA.2, que se conoce como "ómicron silenciosa" y que ya se ha impuesto en nuestro país.

XE fue detectada el pasado mes de enero en Reino Unido, con más de 600 secuencias identificadas. 

En concreto, y según el último informe de la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido, se han confirmado 637 casos. Y la misma institución ha especificado que esta nueva cepa se propaga más rápido, un 10% más en comparación con ómicron silenciosa.

XE: la variante más transmisible

A falta de más información, y de acuerdo a la OMS, la variante XE sería la variante más contagiosa que está circulando.

Incluso parece que "las primeras estimaciones indican una ventaja en la tasa de crecimiento de un 10% en comparación con BA.2”.

Pero todavía es pronto y advierten que “este hallazgo requiere más confirmación” y que irán ofreciendo más datos “a medida que se disponga de más pruebas”.

Lo que sí sabemos hasta el momento es que la variante ómicron original se ha convertido en el virus más contagioso de la historia de la humanidad.

Hasta un 70% más infeccioso que la versión original, del coronavirus SARS-CoV-2 que fue notificada por primera vez en la ciudad china de Wuhan a finales de 2019.

Como hace hincapié la OMS, la variante XE pertenece por ahora a la variante ómicron hasta que una mayor investigación pueda determinar diferencias significativas con esta cepa, que durante el pasado mes de diciembre azotó al mundo entero con cifras de récord.

Un dato importante a tener en cuenta es que Inglaterra acaba de batir el récord semanal de contagios en toda la historia de la pandemia. Tanto que la oficina de estadísticas nacionales habla de que 1 de cada 13 personas podría estar infectada de coronavirus en la última semana de marzo. Más incluso que durante "la locura" de las Navidades.

Y aunque de momento no parece que la mayor infectividad vaya acompañada de una mayor gravedad de la enfermedad, habrá que seguir atentos a la evolución, y analizar los datos.

¿Cuál es la situación en España?

El último parte médico del Ministerio de Sanidad, actualizado este martes, se centra en la incidencia en mayores de 60 años y en la presión hospitalaria.

Estos son los cambios de la estrategia de vigilancia de la COVID, que ha eliminado los aislamientos en los casos leves. Solo se mantienen en los entornos vulnerables como residencias de mayores u hospitales.

El personal sanitario no deben acudir a su centro de trabajo durante los primeros 5 días desde el inicio de los síntomas. Y si son asintomáticos, desde la fecha de diagnóstico

Nuestro país ha sumado, desde el pasado viernes, 204 fallecimientos más y suben los ingresos hospitalarios a 4.291 pacientes.

Con estas cifras, continúa sobre la mesa la retirada de las mascarillas en interiores.

Noticias relacionadas

Este próximo miércoles, 6 de abril, se celebra el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Sanidad y comunidades autónomas se reúnen en Toledo, donde abordarán la eliminación de la única restricción que aún continúa vigente en la pandemia: el uso de la mascarilla en espacios cerrados.

En países europeos como Bélgica, Suecia, Países Bajos o Francia ya han dejado de ser obligatorias en interiores, a excepción del transporte público y hospitales.