Desayuno con Platanomelón

Sexo y menopausia: desmontando mitos y prejuicos

Hablamos con la sexóloga de Platanomelón, Mónica Branni, para resolver dudas y falsas creencias sobre la sexualidad durante esta etapa de la vida de las mujeres

Mónica Branni, sexóloga de Platanomelón

Mónica Branni, sexóloga de Platanomelón / Marta Jordi

5
Se lee en minutos

La pérdida del apetito sexual es una de las principales preocupaciones de las mujeres cuando llegan a la menopausia. Sin embargo, ¿Es cierto que la libido desaparece a esa edad? ¿Cómo se puede estimular el deseo erótico durante este período? ¿Podemos romper con los tabúes establecidos sobre la sexualidad durante la menopausia? Hablamos con Mónica Branni, psicóloga y sexóloga de Platanomelón, la marca de referencia en bienestar íntimo, para resolver y desmontar estos y otros mitos sobre sexo y salud femenina.

Durante la menopausia, el cuerpo de las mujeres produce cada vez menos estrógenos, las hormonas sexuales principalmente femeninas, algo que puede tener consecuencias en la esfera sexual, como una disminución del deseo, problemas a la hora de lubricar y dificultad para llegar al orgasmo. Sin embargo, tal y como apuntan desde la marca, “también existe un problema cultural y social. Estamos rodeados de preconceptos, prejuicios y falsas creencias acerca de la menopausia. Las personas llegan a esa edad con un bagaje de ideas distorsionadas sobre esta etapa, algo que puede conllevar una mala adaptación y una experiencia sexual negativa en esta fase de la vida”.

"Las mujeres llegan a esa edad con un bagaje de ideas distorsionadas sobre, algo que puede conllevar una mala adaptación y una experiencia sexual negativa"

Mónica Branni, psicóloga y sexóloga de Platanomelón

Vamos por partes. La menopausia puede provocar unos cambios fisiológicos, como la sequedad vaginal y la pérdida del tono muscular en las paredes vaginales, que influyen en la experiencia sexual. Son factores que pueden prevenirse e incluso remediarse de diferentes maneras. “En un primer lugar, el estilo de vida –una buena alimentación y ejercicio físico– es esencial. Por otro lado, es muy importante reforzar la musculatura del suelo pélvico. Si tenemos unos músculos que funcionan bien y tienen elasticidad, obtendremos mejor lubricación en las paredes vaginales”, explica Branni. En esta línea, la sexóloga recomienda entrenar la musculatura a través de ejercicios como los de Kegel, el uso de esferas o bolas chinas desde una edad temprana y, por supuesto, ya que cada persona es un mundo, consultar con un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico.

Juguetes y revolución sexual

Más allá de los aspectos puramente fisiológicos, hay formas de estimular la libido y el deseo sexual. “Es muy importante conectar con tu sexualidad a través de las fantasías eróticas, pero también existen recursos, a parte de la industria pornográfica, como los relatos eróticos, que suscitan la imaginación”, subraya Mónica Branni. Además, aquí entra en juego un elemento clave en la activación del deseo sexual: los juguetes sexuales. “No hay juguetes específicos para personas premenopáusicas o postmenopáusicas, sin embargo, hay juguetes que se adaptan a las necesidades y expectativas de cada persona. Lo que recomendamos para personas que sufren falta de lubricación son juguetes que estimulen el clítoris, como Mambo –el succionador de clítoris de Platanomelón–, o Río un masajeador para la zona del clítoris”, destaca la experta.

Juguetes y lubricantes pueden mejorar la experiencia sexual de muchas personas

/ Marta Jordi

Los juguetes sexuales también tienen un rol terapéutico. De hecho, según un estudio de la Universidad de Carolina del Norte, el 73% de las mujeres sienten menos dolor en la penetración o en la vagina en general después de terapias de vibraciones de la vulva y el 74% reporta un mayor disfrute sexual. Tal y como aseguran desde la marca de bienestar íntimo, “el uso de vibradores esta asociado con una mayor apertura en lo que es la visión de la sexualidad en las mujeres. Venimos de una idea de que los juguetes eróticos solo sirven para divertirnos y para pasarlo bien un rato. En realidad, nos ayudan a conocernos más, a autoexploramos más y también a conectar más con nuestro cuerpo y, por ende, con nuestra sexualidad”.

El 73% de las mujeres sienten menos dolor en la penetración o en la vagina después de terapias de vibraciones de la vulva y el 74% reporta un mayor disfrute sexual

Hace un par de años, hubo un ‘boom’ de la masturbación femenina de la mano del tan popular succionador de clítoris. “A raíz de este juguete muchas mujeres de 40, 50, 60 años y más empezaron a experimentar con su sexualidad e, incluso, a tener orgasmos por primera vez. El succionador ha generado debate y comunicación, incluso dentro del ambiente familiar. Hemos empezado a ver hijas regalando juguetes a madres y viceversa. Ha sido la bandera que se ha apoderado de la sexualidad y el placer femenino".

Menopausia u oportunidad

“Cualquier época de cambio supone adaptarse a una nueva situación que puede ser difícil para muchas personas, pero también puede ser una gran ventaja o una oportunidad para otras”, explica Branni. Lo mismo pasa con la menopausia: se reducen drásticamente las posibilidades de embarazo; los hijos, si los hay, es probable que ya no vivan en casa; la comunicación entre la pareja, normalmente, es mucho más fluida; y disminuyen los complejos y las inseguridades. “Cuando tienes 20 años es más probable que el sexo se perciba como una 'performance' y que nuestra autoestima sea más frágil. En cambio, cuando llegamos a cierta edad, es más fácil tener un concepto del sexo más maduro, en el que lo más importante es conectar con la otra persona y disfrutar de la intimidad”, comenta la sexóloga. Además, Branni añade que “la sexualidad que puedes experimentar en esta época tiene mucho mas potencial que la de una persona joven, que además viene con unos preconceptos muy idealizados y rígidos, creo que ganamos más flexibilidad y sabiduría con la edad”.

Noticias relacionadas

"La sexualidad que puedes experimentar en esta época tiene mucho más potencial que la de una persona joven, creo que ganamos mas flexibilidad y sabiduría con la edad”

Mónica Branni, psicóloga y sexóloga de Platanomelón

“Una de las claves para vivir bien la sexualidad a partir de la menopausia es tener una buena educación sexual y una buena relación con la sexualidad, desprenderse de esos falsos mitos que tenemos acerca de este periodo. Esta es una de las razones por las que desde Platanomelón estamos todo el día generando debates y diálogos en redes sociales alrededor de la sexualidad”, sentencia la experta.