21 sep 2020

Ir a contenido

    PROYECTO CULTURAL PARALIZADO

    El Museu del Còmic sigue adelante

    El director del Salón del Cómic afirma, tras reunirse con el 'conseller' Mascarell, que la Generalitat está de acuerdo con crear una fundación mixta

    ANNA ABELLA / Barcelona

    "El proyecto del Museu del Còmic i la Il.lustració avanza. Existe voluntad manifiesta de la 'conselleria' de Cultura para seguir adelante con él pero de forma sostenible y viable. La Generalitat se ha mostrado también de acuerdo con la creación de una fundación mixta, en la que estamos trabajando todo el entramado del mundo del cómic, editores, libreros, autores y distribuidores, y para la que se está estudiando la implicación de otros sectores públicos y privados", ha comentado Carles Santamaria, director del Salón del Cómic de Barcelona, tras mantener esta tarde una reunión informal con el 'conseller' de Cultura, Ferran Mascarell, para hablar del tema.

    El encuentro había sido anunciado por sorpresa por el propio Mascarell esta misma mañana durante la rueda de prensa de la presentación del Salón del Cómic, donde el 'conseller' había comentado que la Generalitat "no está en condiciones de hacer un museo nacional con los recursos de que dispone" y que quizá habría que "cambiar los planteamientos para seguir avanzando y encontrar un modelo sostenible en el momento actual" de crisis y de la situación de las arcas públicas.

    Petición en enero

    Los impulsores del futuro museo del cómic, FICOMIC y la Associació Professional d'Il.lustradors de Catalunya (APIC), ya lanzaron a finales de enero un llamamiento a la Generalitat para volver a dialogar y desbloquear el proyecto, que lleva dos años frenado y con las obras del edificio, en Badalona, paralizadas. Santamaria, por FICOMIC, Miguel Gallardo, como presidente de la APIC, y el Ayuntamiento de Badalona, que había aportado ya tres millones y medio de euros a las obras, pidieron ya entonces la creación de una fundación pública y privada para impulsar el equipamiento cultural.

    "Es un proyecto necesario porque este país es uno de los líderes en tradición de cómic, un epicentro de creación artística y el cómic es un sector en expansión, un sector del que también viven otros medios, como el cine y los videojuegos, que interesa mucho al público joven. Tiene tantas potencialidades, que crear este centro del cómic y la ilustración puede tener repercusión tanto para el gran público, como para los profesores y estudiantes, con propuestas pedagógicas, como para la industria, por potenciar alianzas internacionales", ha añadido Santamaria tras la reunión con Mascarell.