A orillas del Ródano

Lyon, de los ‘traboules’ a La Confluence

La ciudad francesa es la cuna del famoso cocinero Paul Bocuse y atesora más de 4.000 restaurantes en su urbe

La Confluence es el barrio más vanguardista de la ciudad, con grandes edificios firmados por afamados arquitectos

Lyon, de los ‘traboules’ a  La Confluence
2
Se lee en minutos
Albert Falcó

Lyon, la ciudad del Ródano, es una urbe francesa elegante e innovadora que ha hecho de la alta gastronomía uno de sus grandes atractivos y que encara el siglo XXI con grandes proyectos urbanísticos como el barrio de La Confluence. 

El vasto patrimonio de la capital de la región de Auvernia-Ródano-Alpes, testigo de más de 2.000 años de historia, cuenta con 400 hectáreas incluidas en el Patrimonio Mundial de la Unesco incluyendo el Vieux Lyon (el Viejo Lyon), el anfiteatro romano o la monumental basílica de Notre-Dame de Fourvière.

Pero si hay un elemento diferencial en el urbanismo de Lyon es el 'traboule', un pasaje que cruza edificios y patios interiores y que conecta calles paralelas. Se encuentran en el Viejo Lyon y en el barrio de la Croix-Rousse, conocido por sus sederías. Para acceder a ellos es necesario visitar la ciudad con un guía profesional que conozca su ubicación exacta.

Un paseo por La Confluence y la cocina lionesa

Lyon es la capital mundial de la gastronomía y cuna de Paul Bocuse y es un destino más que perfecto para saborear la cocina francesa gracias a los 4.000 restaurantes que atesora la urbe. Dos recomendaciones para disfrutar de la gastronomía de esta ciudad es sentarse a la mesa de un 'bouchon lyonnais' como Daniel et Denise para degustar un 'mâcho' (un almuerzo típico lionés) y visitar Les Halles de Paul Bocuse, un mercado que es un auténtico templo del buen comer.

Noticias relacionadas

Ubicado en la parte de península en la que convergen los dos ríos que pasan por Lyon, el Saona y el Ródano, se encuentra La Confluence, el barrio más vanguardista de la ciudad. Es el resultado de la recuperación de una antigua zona industrial de la ciudad. 

En él se encuentran construcciones arquitectónicas firmadas por múltiples estudios de arquitectura de procedencia nacional e internacional además del Museo de las Confluencias (Musée des Confluences), un espacio dedicado a la historia natural y las sociedades.

Cómo llegar en tren

Desde Barcelona, la mejor manera de llegar a Lyon es en los trenes de Renfe-SNCF. Salen de la capital catalana a las 8.15 h y llegan a Lyon Part Dieu a las 13.20 h. Los trenes cuentan con 347 plazas y 8 vagones (2 de primera clase, 5 de segunda y un coche bar). Asimismo, tienen un espacio Sala Club con 8 plazas con la posibilidad de conectar un ordenador en las pantallas. Hay servicio de wifi gratuito a bordo.