Play aerolíneas

Islandia está más cerca que nunca

Esta aerolínea ha recuperado los vuelos entre Europa y Estados Unidos vía Islandia tras el covid-19

Islandia está más cerca que nunca
1
Se lee en minutos
L. Bau

El país del fuego y el hielo, Islandia, nunca había estado tan cerca. Con Play, los viajeros pueden descubrir esta isla a precios populares: se trata de una aerolínea islandesa de bajo coste cuyas operaciones empezaron en verano del 2021. España es un destino clave en las operaciones de Play y Europa. Tras su aterrizaje en nuestra geografía hace menos de un año, Play ofrece vuelos desde Barcelona, Tenerife, Gran Canaria y Alicante hacia Reikiavik. Sin embargo, está previsto para este verano el aumento de conexiones con la capital islandesa, y se añadirán a su catálogo vuelos desde Madrid, Palma de Mallorca y Málaga. Desde Barcelona-El Prat, la aerolínea ofrece conexión con la capital islandesa dos veces por semana, una frecuencia que aumenta hasta tres vuelos en temporada alta. Mientras que Islandia es un país atractivo para los españoles, España es el destino favorito vacacional de los islandeses, un factor que explica la alta demanda de estos vuelos. 

Ofrece conexión con Reikiavic desde Barcelona dos veces por semana

Noticias relacionadas

Con sus Airbus 320neo y 321neo, también conecta con otras ciudades de referencia del resto de Europa como Londres (Standsted), Berlín (Brandemburgo), Copenhague, París (Charles de Gaulle), en Europa; y Washington y Nueva York, en Estados Unidos. De hecho, la posición geográfica de Islandia, y su aeropuerto principal, Keflavik, la convierte en un punto de escala para los vuelos que cruzan el Atlántico. 

Play es una aerolínea nacida durante la pandemia, moderna y disruptiva. Gracias a ello, y a estar en periodo de crecimiento, ha podido destacar la sostenibilidad como una prioridad, por lo que ha implementado medidas relacionadas con el medioambiente. Además, también ponen el acento en la seguridad, el rendimiento puntual y la comodidad de los viajeros. Campos de lava negra, vapor geotérmico, montañas azules y glaciares rodean Reikiavik, una ciudad aclamada por sus contrastes y su ambiente animado, de noche y de día. Es un destino para todos los públicos gracias a la vida ajetreada de la ciudad y, a la vez, la naturaleza virgen del resto de la isla.