Visita al interior de Costa Rica

Aquí se esconde el quetzal, una de las aves más bonitas del mundo

  • San Gerardo de Dota es uno de los mejores lugares donde observar este pájaro, considerado sagrado por las culturas precolombinas

  • Esta población situada por encima de los 1.500 metros de altura es también uno de los puntos donde nació el turismo rural en Costa Rica

El quetzal, una de las aves más bonitas del mundo, descansa en los bosques de Costa Rica.

El quetzal, una de las aves más bonitas del mundo, descansa en los bosques de Costa Rica.

2
Se lee en minutos
Destinos

Efraín Chacón es uno de los pioneros del turismo rural y el ecoturismo en Costa Rica. Cuando llegó a San Gerardo de Dota, abriéndose paso a machete junto a su hermano Francisco, poco podía imaginar que acabaría siendo su hogar. Viendo la enorme densidad de vegetación de este enclave a una altura que oscila entre los 1.500 y los más de 3.000 metros, no es difícil imaginar lo duros que fueron aquellos inicios. 

La belleza de San Gerardo, eso sí, llevó a los dos hermanos a iniciar una aventura junto a sus esposas, Caridad y Claudina. Plantaron hortalizas, criaron algunos cerdos y pusieron en marcha una modesta lechería. El impulso definitivo vino cuando sembraron truchas en el río Savegre y empezaron a llegar los primeros pescadores. Como el camino desde la Panamericana era retorcido y lento, los pescadores necesitaban de mesa y refugio para pasar la noche. 

Fue el inicio del turismo rural en la zona. La providencial llegada de unos científicos de Harvard fue el otro momento clave en el desarrollo de este pequeño pueblo. En sus notas de campo dejaron escrito, junto a la foto de una pareja de quetzales, que era un ave fácil de observar. 

Animal sagrado en Costa Rica

San Gerardo de Dota es uno de los mejores lugares de Centroamérica para ver al quetzal, un ave que presenta dimorfismo sexual, siendo el macho mucho más vistoso que la hembra. Por su larga cola, los cambios de tono y color de su plumaje iridiscente y la elegancia con la que vuela, el quetzal fue muy apreciado por las culturas mesoamericanas, para las que era un animal sagrado, símbolo de vida, fertilidad y abundancia. 

Excursión en busca del quetzal, en el interior de Costa Rica.

/ CR

Noticias relacionadas

El mejor momento para observar al quetzal es por la mañana, bien temprano, cuando acude a alimentarse de los frutos de varias especies de árboles de la familia Laureacea, conocidos como aguacatillos. Rafael Bonilla tiene en sus tierras uno de los mejores miradores para disfrutar de esta ave tan hermosa. En ocasiones se han podido contemplar hasta quince ejemplares a la vez. 

Cuentan los pioneros de San Gerardo que su pueblo es un lugar hecho con sudor, ilusión, amor y algún que otro milagro, algo que todavía se puede entrever en sus calles.

Guía de viaje

-Cómo llegar: En la actualidad, Iberia dispone de un vuelo directo diario Madrid-San José y desde el mes de junio Iberojet ha abierto la misma ruta volando los sábados en un magnífico y cómodo A350. San Gerardo está a unas dos horas por carretera.

-Dónde dormir: El Hotel Savegre, dentro de una reserva forestal de 500 hectáreas, tiene una extraordinaria gastronomía e impecable servicio.

-Qué comer: El plato más popular de San Gerardo es, obviamente, la trucha del río Savegre, que se presenta de múltiples maneras, como el ceviche.