Deportes de invierno

Un viaje a Austria teñido de blanco

Esquiar en este país es una experiencia única ya que, con más de 22.000 km. de pistas, ofrece al amante de la alta montaña las mejores posibilidades para practicar este deporte

El destino donde convergen las condiciones perfectas para unas vacaciones inolvidables en la nieve

Un viaje a Austria teñido de blanco
1
Se lee en minutos

Durante los meses de invierno Austria se transforma en un paraíso en blanco. Pistas perfectamente preparadas en las regiones alpinas, pendientes de travesía nevadas y paisajes románticos de invierno, todo un espacio único donde dejarse llevar por experiencias lúdicas y seguras. 

La recomendación es comenzar por el lugar en el que un día empezó todo: Arlberg. Aquí se construyó en 1936 el primer telesquí de Austria y se encuentra también Lech-Zürs, la única localidad del mundo que ha visto nacer a cuatro campeones olímpicos de esquí alpino. No olvidar Oberlech un rincón de los Alpes austríacos donde es como si se hubiera parado el tiempo, aunque irónicamente sea todo lo contrario, ya que cuenta con la tecnología más moderna: no hay ni un solo coche gracias a un sistema de túneles subterráneos y un rápido remonte de montaña. ¿A alguien le sorprende que esta atmósfera idílica atraiga a personalidades como la familia real neerlandesa, el cantante de rock Campino o el actor Hugh Grant? Este último ha llegado a ir tres veces seguidas al refugio Schneggarei de Lech, para deleitarse con un Wiener Schnitzel. A veces hay que darse un capricho...

Noticias relacionadas

Pero el viajero también puede dejarse llevar por nuevas rutas, atreverse a emprender caminos nuevos porque, en cualquier caso, hallará el encanto tradicional y el buen hacer que las localidades tradicionales de los deportes de invierno dominan a la perfección. 

Enmarcadas por un espectacular entorno de montañas, las estaciones y pueblos del país se prestan para unas mágicas vacaciones blancas. Bien sobre los esquís, haciendo una excursión en familia, recorriendo los tradicionales mercados invernales, o relajarse en un 'spa' después de vivir al máximo en la nieve, Austria ofrece planes adaptados a todos los gustos y todos los deseos.