RETORNO AL PASADO PRECOLOMBINO

Costa Rica, un paseo por Turrialba

Conocido por sus asentamientos del 9.000 antes de Cristo , se trata de uno de los lugares con más historia del país ‘tico’

Costa Rica, un paseo por Turrialba
1
Se lee en minutos

A mitad de camino entre la capital de Costa Rica, San José, y la costa atlántica se ubica el cantón de Turrialba, uno de los enclaves más antiguos del país tico. Es el foco de investigación por parte de arqueólogos que han hallado vestigios de asentamientos humanos desde el 9.000 a.C. El 13 de agosto de 1973 fue creado como Monumento Nacional, con el fin de proteger y conservar uno de los sitios arqueológicos más importantes del país y su entorno. Allí se conservan las estructuras arqueológicas que estuvieron habitadas desde el año 1.000 a.C. hasta 1400 d.C.; su mayor desarrollo se alcanzó en el 800 d.C. cuando se cree que albergó a más de 10.000 almas. 

Por los descubrimientos ahí realizados, los arqueólogos infieren que esta ciudad fue habitada por personas especializadas en distintos campos, dirigidos por un cacique o un chamán, que ejercía el poder político y religioso sobre la región, según explican desde el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC).

Deportes de aventura

Pero por si esta joya precolombina no fuera suficiente, Turrialba ofrece muchos más motivos, ya que en la actualidad se ha convertido en el epicentro del rafting en aguas blancas gracias al Río Pacuare y al Río Reventazón. De hecho, el Pacuare fue considerado por National Geographic como uno de los ríos más hermosos del mundo para este deporte. Otras actividades por la zona son los recorridos a caballo a través de las plantaciones de café o, para los más intrépidos, practicar el descenso de cañones con la seguridad de ir arropado por los más expertos guías de la zona. 

Noticias relacionadas

El Río Pacuare es el epicentro de la adrenalina gracias al 'rafting'

En los alrededores se puede disfrutar de comunidades rurales de gran atractivo. En Santa Cruz, por ejemplo, se ubican los productores del queso artesanal Turrialba, probablemente el más famoso de Costa Rica, que tiene hasta su propio festival, que se celebra cada mes de julio. Y a dos kilómetros al este de la ciudad de Turrialba se puede visitar el Centro Agronómico Tropical de Investigación que dispone de extraordinarios laboratorios, invernaderos y bancos de semillas. Por eso, agrónomos de todo el mundo se dan cita en este lugar, ya que es reconocido como uno de los centros más importantes del planeta.