NUEVAS OPORTUNIDADES

Islas Canarias es un destino preparado para el teletrabajo

Los espacios de ‘coworking’, una comunidad sólida de trabajadores en remoto y una buena conexión hacen del Archipiélago un buen enclave para trabajar

  • Un 5% de los viajeros que anualmente visita las Canarias lo hace para trabajar en remoto
  • El 36% de los ‘remote workers’ de esta región son trabajadores por cuenta propia o autónomos
  • La isla de Gran Canaria cuenta con 30 espacios dedicados al ‘coworking’, mientras que Tenerife tiene 28
Islas Canarias es un destino preparado para el teletrabajo
Se lee en minutos

Lara Bau

Si podemos extraer una lectura positiva del impacto fatídico de la covid-19 es la popularización del teletrabajo, una medida que se ha extendido durante los últimos meses para garantizar la seguridad de los trabajadores que puedan seguir desarrollando sus tareas profesionales desde casa.

De la mano de las nuevas tecnologías e Internet, el trabajo en remoto ha cambiado la vida de muchas personas que, en estas circunstancias, pueden elegir dónde vivir, aunque sea lejos de su lugar de trabajo. En este contexto, Canarias se ha posicionado como un destino ideal para los teletrabajadores, gracias a sus atractivos naturales, su buen clima, su proximidad con la península, sus características de alta conectividad y su amplia oferta de servicios dedicados al trabajo en remoto o autónomo. Era ya un destino muy popular entre los trabajadores nómadas o viajeros, aunque con la eclosión del teletrabajo en toda la geografía española está ganando aún más reputación.

Quads en Canarias

/ Turismo de Canarias

Lugar consolidado

Gracias a iniciativas como Wifi Tribe, una comunidad de trabajadores viajeros que ha trabajado durante las últimas seis semanas en Gran Canaria, Canarias es conocido como un auténtico 'hub' dedicado a los nómadas digitales. Cuenta con una comunidad de teletrabajadores consolidada: en los últimos cinco años, hasta 14.000 teletrabajadores han pasado por el archipiélago y han aumentado la fama de Canarias en cuanto a las ventajas que ofrece para trabajar en remoto.

Según datos de la firma dedicada al impulso del teletrabajo en Tenerife, Tenerife Work & Play, el 18% de los trabajadores que desarrollan en remoto su trabajo desde el archipiélago son nómadas digitales -personas que pueden trabajar en cualquier momento o lugar y en cualquier parte del mundo–, el 31% teletrabajadores –personas con un contrato permanente y horarios regulares que llevan a cabo su trabajo fuera de la oficina–, mientras que el 36% son trabajadores por cuenta propia o emprendedores.

Como apunta Ana Sánchez, directora de comunicación de Repeople, la primera plataforma de teletrabajo en Islas Canarias, aproximadamente un 5% de los turistas que pasa por Canarias, un destino que anualmente recibe hasta 13 millones de personas, lo hace como 'remote worker'. La mayoría son profesionales altamente cualificados normalmente con ingresos altos y estables. Nacho Rodríguez, fundador de Repeople, destaca el gran número de personas que está aprovechando las ventajas del Archipiélago para trabajar: "derivado de la pandemia, pero también de los permisos que dan algunas empresas a sus profesionales para trabajar en remoto, estamos viendo un crecimiento exponencial de trabajadores en Canarias". De esta forma, se ha establecido una comunidad de personas con este estilo de vida: "las buenas experiencias de la gente que está aquí atrae a más personas", explica Rodríguez.

Persona trabajando en remoto

/ Turismo de Canarias

Recursos y facilidades

Te puede interesar

Para que esta comunidad de profesionales pueda desarrollar correctamente su trabajo, cuenta con espacios de 'coworking', oficinas de trabajo compartidas en la que los trabajadores pueden desarrollar su trabajo independientemente o en conjunto, y desde las que pueden tejer una red amplia de contactos y colaboradores. En Tenerife hay hasta 28 espacios de 'coworking', mientras que en Gran Canaria 30.

El 'coliving' también es común entre los teletrabajadores. Es un nuevo modelo residencial en el que los trabajadores, además de compartir oficina, comparten lugar en el que vivir. Para ello cuentan con una única ubicación, en un alojamiento preparado para los diferentes usos, para poder intercambiar experiencias laborales y vitales. Todo ello se suma a la buena conectividad del archipiélago, que duplica la velocidad de red convencional, un buen clima durante todo el año, excelentes condiciones para el alojamiento de larga estancia, una ubicación con buena conexión aérea con la península, un entorno natural de playa y montaña que deja sin respiración, una oferta de ocio variada en un entorno vibrante.