Ir a contenido

MSC CRUCEROS

El renacimiento de una isla

El objetivo de Ocean Cay es que los pasajeros descubran más sobre la protección de los océanos

El enfoque de la reserva marina bahameña entremezcla educación y entretenimiento

ALBERTO GONZÁLEZ / Barcelona

Imagen virtual de la futura isla.

Imagen virtual de la futura isla.

Las Bahamas son famosas por sus increíbles aguas azules y playas de arena blanca. Albergan, al mismo tiempo, un ecosistema único y diverso que debe ser protegido del impacto humano. Con este objetivo trabaja la compañía naviera MSC Cruceros para convertir la que será su primera isla –Ocean Cay MSC Marine Reserve– en una auténtica reserva marina. Será el próximo 9 de noviembre cuando desembarquen allí los primeros visitantes, quienes podrán comprobar in situ cómo los criterios de respeto medioambiental impregnan cada uno de los espacios, la gestión del lugar, así como las actividades que se podrán realizar en ella. A  partir de dicha fecha, todos los barcos de MSC Cruceros que salgan de Miami harán escala en Ocean Cay, dentro de los itinerarios por el Caribe.

Para la naviera una de las prioridades es la recuperación del coral, ya que garantiza la biodiversidad, proporciona un hábitat para la vida marina y protege las costas. Ahora que las aguas alrededor de Ocean Cay están protegidas –y que esta isla ya no es el espacio industrial dedicado a la extracción de arena que era anteriormente–, los fondos marinos están volviendo a la normalidad y se espera que diversas especies de coral (alguna en peligro de extinción) empiecen a crecer y expandirse nuevamente. Para reforzar dicha recuperación (especialmente de las variedades más amenazadas), se está proyectando la creación de un vivero de coral al este de la isla.

Según el informe de evaluación ecológica rápida solicitado por MSC, se han detectado 88 especies diferentes de peces alrededor de la isla, así como langostastortugas marinas y rayas. Otra de las peculiaridades del ecosistema de región es el caracol reina, 'Lobatus gigas'. Esta especie es un un caracol de mar grande que vive en los lechos de las algas marinas que rodean Ocean Cay y que ayuda a mantener el agua limpia de algas producidas por las hierbas marinas. Es una de las especies marinas autóctonas más importantes y todo un símbolo de las Bahamas.  Sin embargo, su población se ha reducido drásticamente en los últimos años y parte de los escasos ejemplares se encuentran dentro de las áreas marinas protegidas de las Bahamas. Ocean Cay tomará medidas que garanticen su protección.

En cuanto a las actividades progamadas, Ocean Cay ha intentado diferenciarse de otros destinos evitando los típicos deportes acuáticos motorizados, y apostando por otras propuestas que permiten disfrutar del agua de una forma natural, limpia y sin afectación de la flora y la fauna. El 'paddle' surf, el kayak, el esnórquel o las clases de buceo serán algunos ejemplos.

Bienestar respetuoso

Pensando en un concepto de relax medioambientalmente sostenible, se está desarrollando The Spa at Ocean Cay en el norte de la isla (habrá vehículos eléctricos gratuitos para ir de un sitio a otro), un espacio exclusivo que complementará la experiencia balinesa que se puede experimentar a bordo de los barcos (en el MSC Aurea). Los tratamientos del espá utilizarán productos de la marca Aveda, naturales y comprometidos con el entorno. Además, también será el lugar donde realizar sesiones de 'fitness' o donde buscar nuestro lado más zen practicando yoga.

Pensando en el disfrute de los más jóvenes, se está acabando la construcción de Seakers Family Cove, que incluye una playa vigilada y una laguna poco profunda, donde el MSC Cruises Kids Club organizará juegos y actividades durante todo el día, además de tener un espacio gastronómico propio, que se suma a los 'food trucks' esparcidos por la isla (siempre está la opción de regresar al barco para comer en cualquier de sus restaurantes).

Al caer la noche, cobrará vida un emblemático faro rojo y blanco de 30 metros . Los pasajeros contemplarán un impresionante espectáculo de luces, bien desde el bar en un ambiente relajado, o bien desde la playa alrededor de una hoguera. Las actividades astronómicas o un desfile de 'junkanoo' (inspirado en el histórico festival de las Bahamas) con trajes coloridos, música y baile, serán otras propuestas nocturnas interesantes. 

Temas: Cruceros