Ir a contenido

LA OFERTA

La playa a los pies de la cama

Ona Hotels promociona tres alojamientos costeros en Málaga, Palamós y Mallorca

ALBERTO GONZÁLEZ / Barcelona

¿Playa o montaña? En lo que a destinos vacacionales se refiere, los españoles ya se han pronunciado. Según un estudio recientemente publicado, los alojamientos de playa –a lo largo de los casi 8.000 kilómetros de litoral que tiene nuestro país– son el principal atractivo para el 63% de ciudadanos. Así que, si no queremos quedarnos a dos velas, deberíamos empezar a confirmar nuestras reservas, si es que aún no lo hemos hecho.

Ona Hotels, gestora de 34 complejos en 22 destinos distintos, propone tres resorts para disfrutar al máximo de los chiringuitos, las mejores calas, los plácidos atardeceres en la arena y, en definitiva, los días más soleados del año. El primero de ellos es el Ona Alanda Club Marbella, en Málaga. Perteneciente a la línea Premium de la cadena, este apartahotel (4 llaves) se encuentra a solo unos metros de la playa, en la zona de compras y ocio de Elviria. Incluye 150 apartamentos (preparados para alojar de dos hasta ocho huéspedes) donde se aúna el confort, la elegancia y el sumo cuidado a los detalles.

Además de por las estancias espaciosas, las instalaciones destacan por la piscina interior y exterior, la sauna, el yacusi o el gimnasio. También por el restaurante La Despensa, donde hacer un recorrido por Andalucía a través del paladar. Desde el pescado fresco (procedente de la bahía de Málaga) hasta la carne de las praderas vascas, la calidad y la frescura de los ingredientes es una de sus prioridades. Pero un buen bocado no se disfruta igual sin un buen maridaje. Por eso proponen también una cuidada selección de vinos tintos, blancos y rosados, además de vinos dulces y licores para acompañar todas las recetas. Además, muchas noches la cena se acompaña de espectáculos de música en directo y flamenco.

Tradición pesquera

De la Costa del Sol viajamos a la costa catalana, donde se encuentra el Ona Palamós, un cuatro estrellas ubicado en un área muy preciada. De tradición portuaria y pesquera, la Costa Brava tiene una belleza natural innata: playas con aguas cristalinas, calas escondidas y un paisaje agreste y rocoso que invita a ser admirado.

Habitación del hotel de Palamós.

El hotel se encuentra a solo 50 metros del mar y a 300 del centro histórico comercial. Además, su ubicación resulta excepcional para todos aquellos enamorados de los deportes acuáticos, el golf o el cicloturismo, ya que el complejo se encuentra situado en un punto clave para las mejores rutas a dos ruedas.

El Ona Palamós ofrece dos tipos de alojamiento, todos ellos con vistas al mar. Por un lado, habitaciones de hotel; por otro, apartamentos totalmente equipados y con capacidad para un máximo de seis huéspedes. Entre sus servicios destaca la oferta gastronómica de estilo internacional de su bufet, además del bar cafetería, la piscina y el gimnasio.

74 apartamentos

Otro de los destinos españoles más recurrentes es Mallorca, donde Ona Hotels tiene varios complejos. Uno es el aparthotel Ona Surfing Playa (3 llaves), en Santa Ponsa. El resort, que fue reformado el año pasado, se encuentra en una zona residencial, a solo cien metros de la preciosa playa de Caló d'en Pellicer (la playa principal de Santa Ponsa está a 400 metros).

Rodeados de zonas ajardinadas, los 74 apartamentos miden 45 metros cuadrados (con capacidad de hasta cuatro personas) y tienen terraza con mesa y sillas; cocina equipada (con microondas, nevera y cafetera), aire acondicionado y calefaccción y wifi (con suplemento). Además, destaca la piscina al aire libre con bar, donde seguro se pasarán la mitad de las horas del día. Y la otra mitad en la playa, claro.

Temas: Hoteles