Sociedad

Detienen en Sabadell una reclusa de Wad-Ras huida durante un permiso penitenciario en abril del 2020

La mujer se había hecho varias operaciones estéticas y cambios de identidad para sortear la investigación policial

Cárcel de mujeres de Wad-Ras, en Barcelona.

Cárcel de mujeres de Wad-Ras, en Barcelona. / Joan Cortadellas

1
Se lee en minutos
ACN

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado lunes en Sabadell (Vallès Occidental) a una reclusa de Wad-Ras, en Barcelona, que el abril del 2020 no volvió a la prisión después de una salida diurna en el marco del régimen abierto con que cumplía condena.

La mujer había ingresado en prisión el agosto del 2012 con una condena de diez años por varias causas de hurto, estafas, falsificación de documentos y usurpación de estado civil.

Concretamente, tenía vigentes seis señalamientos de investigación, detención e ingreso a prisión, aparte de otro señalamiento de investigación, detención y presentación a los juzgados por un delito de estafa.

Los Mossos d'Esquadra destacan que la mujer se dedicaba, sobre todo, a sustraer documentación y tarjetas bancarias con el objetivo de usurpar las identidades de sus víctimas, para después solicitar créditos bancarios y hacer estafas.

La búsqueda

Los Mossos la buscaban desde la primavera del 2020, en una investigación compleja debido a los numerosos cambios de identidad por los cuales pasó la fugitiva, que también se había hecho varias operaciones estéticas para evitar ser detenida.

Además, destacan la gran cantidad de medidas adoptadas y su habilidad para sustraer nueva documentación como hechos que "dificultaron mucho" la tarea de los investigadores.

Finalmente, los Mossos localizaron un domicilio de Sabadell donde todo indicaba que podía estar pernoctando la mujer. Durante un dispositivo de vigilancia pararon una persona con las características físicas parecidas a las de la investigada y comprobaron que era la fugitiva que estaban buscando.

En el momento de su detención llevaba entre un monedero con documentación y tarjetas bancarias de otra mujer que había denunciado un hurto cinco días atrás. Los investigadores comprobaron que con aquella documentación se habían hecho movimientos fraudulentos. Este presunto nuevo delito fue derivado a la comisaría de Sabadell para iniciar un nuevo atestado e investigar posibles otras estafas.

Noticias relacionadas

La mujer ha vuelto a ingresar en el centro penitenciario donde cumplía condena a la espera de hacer frente a los juicios que tiene pendientes, además del nuevo delito de estafa que se le atribuye. Paralelamente, la reclusa tendrá que alargar el tiempo de condena hasta cumplir íntegramente los diez años de pena que se le habían impuesto en un inicio.

Lee todas las noticias de Sabadell en EL PERIÓDICO Sabadell