12 jul 2020

Ir a contenido

ha quedado revocada

El TSJC deja sin efecto la sentencia que condenaba al Ayuntamiento de Sabadell por acoso laboral a una trabajadora

El dictamen obligaba al consistorio a indemnizar una exalto cargo de Urbanismo con 25.000 euros por supuestamente haber recibido 'mobbing' al emitir un informe en contra de la cesión de un edificio a una entidad del municipio

El Periódico

Fachada del Tribunal Superior de Justícia de Barcelona

Fachada del Tribunal Superior de Justícia de Barcelona / ÁLVARO MONGE

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha dejado sin efecto la sentencia que condenaba al Ayuntamiento de Sabadell por un supuesto caso de acoso laboral (mobbing) por parte del entonces teniente de alcalde de Urbanismo, Matías Serracant, -y, posteriormente, alcalde de la localidad- a la funcionaria municipal Maite Morao, informa el ‘Diari de Sabadell’.

Según el medio local, el TSJC considera que el tribunal social núm. 2 de Sabadell que sentenció el caso era incompetente para hacerlo, y abre la puerta a que la afectada recurra al contencioso administrativo. La sentencia ha quedado "imprejuzgada" y el tribunal superior catalán no entra en el fondo de la cuestión.

La sentencia contra el Ayuntamiento ha quedado revocada porque se fundamentaba en la supuesta vulneración de derechos fundamentales de Maite Morao, unos hechos que no pueden ser juzgados por el tribunal social num. 2 de Sabadell ya que el órgano competente es el tribunal contencioso.

Desde la Crida per Sabadell - grupo del cual forma parte el exalcalde Maties Serracant - han celebrado que se haya estimado el recurso que interpuso el Ayuntamiento de Sabadell ante la sentencia y que se haya dictado por parte del TSJC el sobreseimiento provisional de la denuncia.

Sin embargo, el partido lamenta que la sentencia ahora revocada se emitió hace un año, días antes del inicio de la última campaña electoral, “y llenó titulares en que se daba por hecha la existencia de conductas de mobbing por parte de Matías Serracant, entonces alcalde y candidato a la alcaldía”. Para la Crida per Sabadell, se trató de una “trampa con intencionalidad política desde el momento en que el mismo PSC presentó una denuncia con evidente coordinación con la denunciante Maite Morao”.

Indemnización de 25.000 euros

En mayo de 2019, un juez condenó al Ayuntamiento de Sabadell a indemnizar con 25.000 euros a una exalto cargo de Urbanismo, Maite Morao, por someterla a acoso laboral y a “presiones” sociales propiciadas por el alcalde, Maties Serracant, de la Crida per Sabadell, (que en aquel momento era teniente de alcalde de Urbanismo) tras oponerse a ceder un edificio a una entidad del municipio.

En su sentencia, el juzgado de lo social número 2 de Sabadell estimaba la demanda presentada por la funcionaria María Teresa Morao, que fue cesada en noviembre de 2015 como jefa del servicio de Planificación Urbanística del Ayuntamiento, al entender probado que sufrió “conductas de acoso laboral”.

Según la sentencia, Morao, que ostentaba desde 2011 el cargo de jefa de servicio de Planificación Urbanística del Ayuntamiento, fue consultada por el exconcejal de Urbanismo Maties Serracant (en aquel momento) por las condiciones urbanísticas de la nave Can Balsach, con el fin de cederla a la asociación Casal Independentista i Popular El Tallaret de la Creu Alta.

En opinión de aquel juez, la exalto cargo municipal fue “ridiculizada" y "degradada" en sus condiciones de trabajo por parte del consistorio, así como objeto de críticas, manifestaciones, caceroladas y actos vandálicos por parte de movimientos sociales y políticos “próximos al partido del actual alcalde”, por haber emitido un informe negativo a la cesión del edificio a la entidad, una cesión que, por otro lado, ya había sido aprobada por unanimidad en el Pleno.

Más noticias de Sabadell en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA