07 abr 2020

Ir a contenido

solidaridad ciudadana

Vecinos de Sabadell salen al balcón para felicitar un niño que se queda sin cumpleaños debido al confinamiento

Una veintena de personas han respondido a la llamada que la madre del pequeño hizo a través de las redes sociales

acn

La familia deÀlex sale al balcón para que los vecinos le canten el ’cumpleaños feliz’.

La familia deÀlex sale al balcón para que los vecinos le canten el ’cumpleaños feliz’. / norma vidal

Cumplir años en pleno confinamiento no es la mejor manera de celebrarlo, pero siempre se puede recurrir a la bondad del vecindario. Esto es lo que ha pasado este jueves en el barrio de la Creu Alta de Sabadell, donde la familia del pequeño Àlex ha visto como los planes para celebrar su cuarto aniversario quedaban completamente anulados por la activación del estado de alarma. 

La madre, Mireia Vázquez, ha recurrido a las redes sociales para pedir a los vecinos de la zona que salgan los balcones al mediodía para cantarle el cumpleaños feliz al pequeño. Aunque la respuesta no ha sido masiva, la familia se ha mostrado muy agradecida: "No le hemos podido comprar ningún regalo, pero creemos que recordará esta sorpresa toda la vida", indicó la madre visiblemente emocionada.

La familia del pequeño Àlex había preparado una gran fiesta con los amigos para celebrar el cuarto cumpleaños del niño. Desgraciadamente, el confinamiento ha hecho que todos los planes hayan quedado pospuestos. "Hacía semanas que hablaba de ese día y del pastel de superhéroes que deseaba", asegura la madre del niño, Mireia Vázquez que dice que cuando le explicaron que finalmente no podría ser "le cambió la cara".

De ahí que la madre decidió hacer algo para que, a pesar de la situación, este fecha fuese "inolvidable" para el niño. "Hice un llamamiento a la gente del barrio para que saliera al balcón a las doce del mediodía a cantar el cumpleaños feliz al niño y mucha gente empezó a responder favorablemente haciendo correr la propuesta a través de varios grupos de Facebook", comenta.

Aunque finalmente la respuesta de los vecinos no ha sido masiva, varios habitantes de la calle Vila Cinca, donde vive la familia, han salido al balcón para cantar al unísono y varias veces la canción. Otros se han acercado a pie y, manteniendo la distancia de seguridad, se han sumado a la fiesta improvisada y han dedicado un sonoro aplauso al pequeño.

La familia también celebrará el gran día puertas adentro. Ya han previsto un pastel, tal vez no lo que quería el pequeño, y unas velas improvisadas. "No tenemos y seguramente haremos unas de cartón", apunta Vázquez que asegura que pondrán música, bailarán y harán "todo lo que Álex quiera".

Otro cumpleaños en la familia

La mala suerte ha hecho que el aniversario de su otro hijo, que hará dos años, también caiga en estas fechas, concretamente a principios del próximo mes de abril. Vázquez ya le ve las orejas al lobo, por lo que ya prevén que habrá celebrarlo también en la intimidad.

Mientras tanto, la familia sigue cumpliendo con el confinamiento de la mejor manera posible. La madre explica que tanto ella como su marido pueden dedicar todo el tiempo a los pequeños, ya que han tenido que dejar el trabajo temporalmente. "Mi marido y yo trabajamos en el sector de la hostelería, él en el Club Natació Sabadell, y yo en el Club Pádel Barberá, y ambas entidades han cerrado debido al coronavirus, por lo que somos todo el día en casa", señala.

Sin embargo, admite el cansancio que supone invertir todo el día en los pequeños, y asegura que han encontrado el equilibrio, haciéndose cargo de los niños, ella por la mañana y él por la tarde. "Vamos improvisando y haciendo las actividades que les apetecen como pintar, jugar con plastilina o ensuciarse con yogures", comenta la sabadellense que remarca que la pareja hace turnos para poder disfrutar "de espacio" y momentos para ellos mismos.

Más noticias de Sabadell en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA