24 feb 2020

Ir a contenido

LOGRO VECINAL

Un estudio valorará el estado de los 170 pisos del barrio de Merinals de Sabadell con problemas estructurales

Se da así el primer paso en una reivindicación histórica de los vecinos sabadellenses, que llevaban 28 años reclamando mejoras

La Generalitat, el Ayuntamiento y la Asociación de Vecinos de Arraona Merinals han firmado un convenio este jueves 16 de enero

El Periódico

Francisco García, presidente de la Asociación de Vecinos Arraona Merinals de Sabadell, durante la firma del acuerdo.

Francisco García, presidente de la Asociación de Vecinos Arraona Merinals de Sabadell, durante la firma del acuerdo. / ACN

Un estudio determinará si las 170 viviendas del barrio de Merinals de Sabadell que tienen problemas estructurales se pueden rehabilitar o ser demolidas. La Generalitat, el Ayuntamiento de la ciudad y la Asociación de Vecinos de Arraona Merinals han firmado este jueves 16 de enero un convenio para atender la reivindicación histórica de los vecinos que llevaban 28 años reclamando mejoras.

"Hemos vivido una pesadilla de 28 años", explicaba el presidente de la asociación vecinal, Francisco García. Estos pisos quedaron fuera de la remodelación que se hizo el barrio hace casi 30 años y con la firma de este convenio se termina un proceso largo de reivindicaciones.

El representante de la Agenda Urbana i Territori de la Generalitat, Agustí Serra, la alcaldesa de Sabadell, Marta Farrés, y el presidente de la Asociación de Vecinos han firmado el convenio entre un centenar de vecinos del barrio.

Un informe independiente

"Es el documento más importante que he firmado nunca", aseguró García. El convenio conlleva el encargo en el Col·legi Oficial d’Arquitectes de Catalunya de un informe independiente que debe determinar en qué estado se encuentran los bloques 39, 40, 41, 47, 48, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55, 56 y 57 del barrio. El estudio determinará el origen de los daños y si se pueden rehabilitar, o si por el contrario, se deben derribar. El informe también detallará qué coste tiene cada una de las opciones.

"Es muy buena noticia, fue una de las primeras acciones que hicimos como nuevo gobierno y en menos de seis meses se ha podido desbloquear", ha detallado la alcaldesa Marta Farrés, que ha añadido que esperan que el peritaje de los viviendas comience en menos de un año.

"Hoy es un día muy importante porque hemos podido concluir un primer proceso de mediación, como afrontar la solución del conjunto de 170 viviendas del barrio y lo hemos hecho de una forma transparente, con un convenio que garantizará hacer un análisis riguroso y exhaustivo", aseguró Serra. Cuando acabe el estudio, las tres partes volverán a sentarse para evaluar los próximos pasos a seguir.

Una reivindicación que viene de lejos

En 1992 la Agència Catalana de l’Habitatge (antes Adigsa) hizo un estudio en el barrio que desembocó en una remodelación que conllevó el derribo de 592 viviendas. Sin embargo, los 170 viviendas actualmente afectadas quedaron fuera de ese plan de renovación.

El estudio hecho en ese momento consideró que estos pisos no había que sustituirlos y que con una rehabilitación era suficiente. Los vecinos, sin embargo, nunca tuvieron la seguridad de que aquellos edificios no tenían problemas estructurales.

El año 2018, los vecinos iniciaron conversaciones con el Ayuntamiento para pedir un trato igualitario respecto a los vecinos que estaban incluidos dentro del plan de remodelación del barrio. Finalmente, en el año 2019 el Ayuntamiento y la Generalitat acordaron encargar un informe técnico independiente para conocer el estado de las viviendas y junto con la asociación de vecinos se terminó consensuando el texto que se ha firmado este jueves.

Más noticias de Sabadell en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA