Ir a contenido

APOYO INSTITUCIONAL

Sabadell lidera la voluntad política de acoger menores no acompañados entre los municipios metropolitanos

Además de Barcelona, que ya está actuando, el del Vallès Occidental fue el primer consistorio que mostró su predisposición a darles cobijo

Un desencuentro BCN-L'Hospitalet ejemplifica la postura de la mayoría de consistorios: no posicionarse y remitir a la DGAIA

Maria Coll / Aitana Glasser / Laura Marín

Menores no acompañados que pernoctan en las comisarías de los Mossos.

Menores no acompañados que pernoctan en las comisarías de los Mossos. / ALBERT BERTRAN

La última novedad sobre los menores extranjeros no acompañados ('menas') en Catalunya es la activación el pasado jueves de un plan de emergencia para sacarlos de las comisarías de Mossos; un operativo de colaboración entre la Direcció General d'Atenció a la Infància i l'Adolescència (DGAIA) y el Ayuntamiento de Barcelona, que ha experimentado una saturación de 'menas' en la ciudad condal últimamente.

Ante el colapso de los centros de acogida, estos jóvenes sin referentes familiares -que serán unos 3.000 a finales de año en Catalunya- han tenido que dormir en espacios sin condiciones a riesgo de caer en la exclusión social mientras la Generalitat está sobrepasada. 

Según Juan Ramon Ubieto, profesor de la UOC y experto en psicología juvenil, una acogida construida en base al “rechazo y la inestabilidad” puede generar en el futuro “una conducta violenta como respuesta a una situación de desesperanza y de tristeza". Además, el experto lamenta que “los recursos psicológicos actuales para atender a estos menores sean totalmente insuficientes e inadecuados para hacer frente a emergencias sociales”.

Actualmente, la adminsitración autonómica trabaja para establecer una red de municipios donde integrar a los 'menas', algo que repercute directamente en la salud de los chicos, que necesitan ser redistribuidos por el territorio para asegurarles una atención idónea, puntualiza Ubieto. En ese sentido, este diario se ha puesto en contacto con los principales ayuntamientos metropolitanos para saber si hay voluntad política efectiva y recursos para acoger.

Sabadell, primer municipio con predisposición

Sabadell fue en diciembre la primera y única ciudad que ofreció colaboración a la DGAIA ante el incremento de menores llegados a Catalunya, 1.489 a finales de diciembre, casi el doble que en el 2016.  "Sabadell es una ciudad acogedora y podemos acompañar a estos jóvenes en su proceso de integración social", afirmó entonces el concejal de Acción Social Gabriel Fernández.

Ahora, el Ayuntamiento de Sabadell se reafirma en su postura de colaboración ante la “situación de crisis” que afronta Barcelona. De hecho, el consistorio “ya ha realizado una primera prueba de seis meses”, durante los cuales se abrieron 20 plazas en el albergue de Sant Oleguer para que los menores pasen su primera fase de identificación y evaluación.

Después, estos menores se trasladan a otros centros de acogida no municipales, que actualmente ofrecen 25 plazas. "En Sabadell hay actualmente cuatro centros de diferentes entidades que colaboran con la DGAIA, pero ninguno de estos de titularidad municipal. De estos, hay uno que se enfoca a acompañar a chicos que han cumplido los 18 pero aún no han regularizado su situación”, explica el concejal.

El edil Fernández añade que ahora ofrecen a la DGAIA "el mismo dispositivo, siempre que se cumplan las condiciones que nosotros consideramos óptimas para los menores, como que no superen el número de plazas que se ofrecen y que se respete el ratio entre el número de menores y educadores”.

Badalona: sí, pero con condiciones mínimas

El Ayuntamiento de Badalona no se niega a acoger 'menas' ante la saturación que sufre Barcelona, pero para ello exige unas mínimas condiciones: “Es urgente y prioritario atender a la infancia en una situación como esta y somos conscientes de que el colapso de Barcelona nos puede repercutir, pero necesitamos herramientas, un protocolo de actuación y recursos para dar una solución correcta”, reclama Jordi Subirana, segundo teniente alcalde.

Si estas tres condiciones se cumplen – herramientas, protocolo y recursos-, el regidor asegura que Badalona “actuará en consecuencia y no dará la espalda al problema porque un ayuntamiento tiene la responsabilidad de cuidar a la gente”. 

Aunque desde la localidad se ve la cuestión con “inquietud”, Subirana niega que en Badalona exista esta problemática, ya que por ahora no se ha localizado a ningún 'mena'.

Desencuentro con L'Hospitalet

Desde el Ayuntamiento de L'Hospitalet se niegan a hacer declaraciones sobre los 'menas' y esquivan las acusaciones lanzadas por la teniente de alcaldía de Derechos Sociales del Ayuntamiento de Barcelona, Laia Ortiz, quien aseguró en la Comisión de Derechos Sociales, Cultura y Deporte celebrada el pasado martes que L'Hospitalet "no se ha puesto de cara" a la hora de acoger a algunos 'menas', pese a ser el municipio más idóneo por su proximidad a la Ciutat de la Justícia, primer lugar de paso de los menores migrantes situado entre ambas ciudades. 

Ortiz aseguró entonces que tras el precipitado cierre del centro de menores de Hostalfrancs, el primer municipio al que se propuso acoger a los menores que albergaba este espacio fue L'Hospitalet, pero la propuesta no prosperó. Fuentes municipales de L'Hospitalet aseguran que el consistorio no se negó explícitamente a la acogida de estos menores, sino que lo "desaconsejó" debido a que "el equipamiento propuesto para hacerlo no era el más adecuado". 

El consistorio no recoge por tanto la propuesta lanzada por la misma teniente de Alcaldía, que exponía en la comisión la necesidad de establecer un centro de cribado que, por "lógica" debería situarse "cerca de la Ciutat de la Justícia" de L'Hospitalet; una ciudad que, además, "dispone de patrimonio de la Generalitat, incluso de viviendas del Incasòl" que podrían dedicarse a albergar a estos menores. 

Terrassa, Cornellà, Rubí y Santa Coloma remiten a la DGAIA

Ante la llamada de EL PERIÓDICO, los ayuntamientos de Terrassa, Cornellà, Rubí y Santa Coloma de Gramenet no se posicionan sobre la problemática de los 'menas' y remiten a la DGAIA y la Generalitat como administración competente.

Todos ellos esgrimen las mismas razones: "Ninguna administración se ha puesto en contacto con nosotros"; "la problemática no tiene afectación en nuestro municipio" y, "llegado el momento, nos posicionaremos".

0 Comentarios
cargando