Ir a contenido

Vivienda

Los propietarios de pisos en Barcelona ganan hasta 15.000 euros al año por alquilarlas a Erasmus

Mataró, Sabadell y Terrassa son de las pocas localidades que ofrecen alquileres de habitaciones por debajo de los 325 euros

Mataró, Sabadell y Terrassa son de las pocas localidades que ofrecen alquileres de habitaciones por debajo de los 325 euros

Europa Press

Viviendas en alquiler en Barcelona.

Viviendas en alquiler en Barcelona.

Los propietarios de viviendas de Madrid y Barcelona ganan hasta 15.000 euros anuales por alquilar sus habitaciones a estudiantes Erasmus, según se desprende de un estudio realizado por pisos.com.

Aunque estas dos ciudades, que acumulan un 22,6% de la oferta total de vivienda compartida de España y el 36,7% de potenciales inquilinos, presentan la oferta de alquiler compartido más cara del país, España todavía sigue siendo un destino "asequible" en comparación con otros destinos de Europa.

No obstante, la horquilla de precios varía en función de las áreas de influencia universitaria. En Barcelona, el municipio más caro es San Cugat del Vallès, con 411 euros de media al mes, mientras que en Madrid destaca Pozuelo de Alarcón, donde las habitaciones rondan los 439 euros mensuales.

Para encontrar habitaciones por debajo de los 325 euros, en Barcelona hay que desplazarse hasta Mataró (325 euros), Sabadell (316 euros) o Terrassa (307 euros). Por su parte, en Madrid, entre las localidades más asequibles destacan Aranjuez (250 euros), Fuenlabrada (261 euros) y Alcalá de Henares (268 euros al mes).

El director de estudios de pisos.com, Ferran Font, cree que esta modalidad de alquiler por habitaciones es "una buena alternativa para los propietarios", ya que "los alumnos que necesitan acomodarse cerca de su universidad de acogida suelen ser buenos pagadores".

Sin embargo, recuerda a los propietarios que hay que tomar las mismas precauciones que con otros tipos de arrendamientos y dejarlo por escrito en un contrato. Además, recomienda a los caseros que se muestren "estrictos" sobre los ruidos a deshora y las fiestas en casa, para que no haya problemas con la comunidad de vecinos.