El vídeo del 'Compra en Sabadell', patata caliente para el gobierno de Joan Carles Sánchez

CiU y Entesa per Sabadell piden explicaciones al alcalde e inciden en las contradicciones del equipo de gobierno

El alcalde de Sabadell, Joan Carles Sánchez, en una imagen reciente.

El alcalde de Sabadell, Joan Carles Sánchez, en una imagen reciente. / ACN / AYUNTAMIENTO DE SABADELL

3
Se lee en minutos
JOAN SALICRÚ / Sabadell

Lejos de calmarse, lapolémicamotivada por el vídeo 'Compra en Sabadell' no para de crecer -tampoco las visitas en la red; ya hay más de 267.000 contabilizadas- y amenaza de convertirse en un elemento debatalla políticade primer orden en la ciudad. 

Haciéndose eco del revuelo ciudadano causado, el grupo municipal deCiUha salido a la palestra, “lamentando profundamente la mala imagen que está dando de la ciudad”, y ha pedido explicaciones al alcalde sobre la existencia del vídeo. "Sabadell ha pasado de ser una ciudad de referencia en Catalunya a ser una ciudad marcada por la corrupción y por vídeos de pandereta que dañan gravemente nuestra imagen", se puede leer en la nota emitida.

Concretamente, el jefe de filas de CiU en Sabadell,Carles Rossinyol, ha preguntado al alcalde si el Ayuntamiento ha permitido la utilización de instalaciones o espacios municipales para la grabación del vídeo, si es cierto queRàdio Sabadellha cedido medios para la grabación y si el concejal de Comercio tenía conocimiento de la grabación de este vídeo y si lo autorizó.

En realidad, respecto a lo primero, fuentes municipales ya han reconocido que el Ayuntamiento dio permiso a un grupo de personas para que usaran las instalaciones de la radio municipal para grabar la parte sonora del vídeo -fue concretamente en el estudio 2-. Y respecto a lo segundo,aunque el gobierno se haya desvinculado del vídeo, el concejal de ComercioCarles Boschha reconocido al portaliSabadell.catque uno de sus hermanos ha participado en el trabajo y que, de hecho, es quien lo subió a Youtube.'Diari de Sabadell'lo publicó en la edición de ayer martes, en una extensa información, concretando que se trataba de Jordi Bosch. El concejal Bosch también admitió en el programa 'A bona hora' deRàdio Sabadellque él, como concejal del Distrito 3 al cual pertenece Ca n'Oriac, facilitó los permisos para que los impulsores de la iniciativa pudieran grabar en lugares emblemáticos de la ciudad.  

De hecho, unvídeo promocional del comercio de la ciudad era un tipo de acción que el gobierno tenía 'in mente' llevar a cabo desde hacía tiempo y que llegó a insinuar a un grupo de comerciantes hace unos meses. Nada de esto ayuda a dar credibilidad al intento de desvinculación que el Ayuntamiento está llevando a cabo respecto al vídeo ahora que la polémica ha estallado. CiU, consciente de la débil posición del gobierno municipal en el asunto, ha decidido poner el dedo en la llaga e intentar llegar al fondo de la cuestión.

También la formación localEntesa per Sabadell emitió un comunicado donde pide al Ayuntamiento que actúe con la máxima transparencia y lamenta que el concejal Bosch "aplauda un vídeo que proyecta una imagen patética de la ciudad y desacredita el comercio local", haciendo referencia a unas declaraciones hechas en medios locales. 

En este sentido, precisamente la contundencia con qué el gobierno municipal trató de desmarcarse este martes del vídeo -“El ayuntamiento no está detrás. Es una iniciativa de una comerciante de la zona norte”, dijeron fuentes municipales- es juzgada como una actitud farisaica por parte de muchos sabadellenses, pues es obvio que aunque no sea el responsable directo ni último, el ejecutivo local conocía por varios motivos el desarrollo del proyecto y, por lo tanto, tendría que haberse percatado de la inoportunidad del polémico montaje.

Un desmarque que ha molestado también algunos de los autores del vídeo, que estarían enfadados con el consistorio por este gesto cuando, según ellos, “fue el principal instigador”, segúnpublicó en Twitterel periodista de 'Diari de Sabadell' Víctor Colomer.

Además, la insistencia en la misma postura por parte del alcaldeJoan Carles Sánchez, que ayer martes,respondiendoal vecino Joan Llonch via Twitter dijo “que no, que no tenim res a veure ... sembla que surt d'uns veïns i comerciants del nord de la ciutat” no ayudó a mitigar la sensación de que el gobierno municipal, en realidad, lo que trata es de lavarse las manos de una cuestión que se le ha ido de las manos y que intenta que muera como fenómeno mediático cuanto antes mejor. Y cuanto más lo hace, más gordo se hace todo el lío.

Por si fuera poco, también se detectan contradicciones en el equipo de gobierno respecto al tema.Montserrat Capdevila, primera teniente de alcalde, colgó ayer al mediodía el siguiente tweet: “Veient l'èxit q està tenint el vídeo #CompraEnSabadell #sabadellstyle, es pot dir q han triomfat sense proposar-s'ho? Tothom en parla!”.

Noticias relacionadas

En definitiva, un buen caso de estudio para lo que se llama comunicación de crisis.

Lea más informaciones de Sabadell en la edición local