Pandemia

Rubí suspende la Cabalgata de Reyes y otras ciudades ya estudian planes alternativos

Mataró y Badalona repetirán la experiencia de los Campamentos Reales del año pasado

Plano general de la oficina del Cartero Real de Vilanova i la Geltrú

Plano general de la oficina del Cartero Real de Vilanova i la Geltrú / Gemma Sánchez / ACN

2
Se lee en minutos
ACN

El Ayuntamiento de Rubí (Vallès Occidental) suspende la Cabalgata de los Reyes Magos viendo "la evolución de la pandemia" y para evitar una "concentración masiva" de personas. Como alternativa, se repetirá la experiencia de las últimas Navidades y se abrirá el parque del Castell para acoger el Campamento Real.

En los últimos días, el consistorio ha ido cancelando también otras actividades programadas, como la actuación del coro de la Hermandad Nuestra Señora del Rocío que tenía que tener lugar el pasado jueves 23 de diciembre o el taller de los Castellers de Rubí que estaba organizado para el 27 de diciembre en la Carpa de Nadal.

Por otra parte, otras ciudades metropolitanas también valoran recuperar el formato del Campamento Real por si la situación sanitaria acaba empujando a suprimir la Cabalgata, como Terrassa (Vallès Occidental), Sabadell (Vallès Occidental) o Vilanova i la Geltrú (Garraf).

Tanto si se suspende como si no, otras ciudades como Mataró (Maresme) y Badalona (Barcelonès) ya tienen previsto la instalación del Campamento Real como actividad complementaria en la Cabalgata del 5 de enero, que por ahora se mantiene. Los ayuntamientos admiten que la decisión dependerá de lo que digan las autoridades sanitarias.

El Campamento Real como actividad complementaria

En Mataró, de hecho, el Campamento Real arranca este jueves. La actividad estaba ya programada, independientemente de lo que acabe ocurriendo con la Cabalgata.

El año pasado esta alternativa a la tradicional Cabalgata fue todo un éxito y desde el consistorio se ha querido mantener para ampliar y diversificar la oferta para los más pequeños.

También repite la experiencia del Campamento Real en el Ayuntamiento de Badalona, que abrirá en el Parc de Montigalà a partir del 30 de diciembre.

Tanto Badalona como Mataró aseguran que por ahora la Cabalgata no está en entredicho, pero que en todo momento se aplicarán las medidas que pueda acabar decretando la Generalitat a nivel de país.

Un 'plan B'

En otras ciudades, en cambio, el Campamento Real –o formatos similares– es por ahora un 'plan B' en caso de que las cabalgatas se acaben anulando. En Sabadell recuperarían la Cabalgata estática en el espacio ferial, mientras que Terrassa abriría escuelas para que los Reyes puedan recibir a los niños.

Noticias relacionadas

En Vilanova i la Geltrú esperan que no sea necesario activar estos planes alternativos.

Más noticias de Rubí, SabadellTerrassa, Mataró y Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO