06 ago 2020

Ir a contenido

en el transporte público

RubíBus intensifica la limpieza y desinfección de su flota de vehículos ante el aumento de usuarios

Durante la fase 2 se permite utilizar la totalidad de los asientos, pero se mantiene la limitación de dos personas por metro cuadrado en el caso de los pasajeros que viajan de pie

El Periódico

Para la limpieza y desinfección de los vehículos se utilizan productos que habitualmente se usan en el ámbito sanitario.

Para la limpieza y desinfección de los vehículos se utilizan productos que habitualmente se usan en el ámbito sanitario. / ayuntamiento de rubí

Desde que se declaró el estado de alarma debido a la Covid-19, la flota de vehículos RubíBus de la localidad de Rubí (Barcelona) realiza diariamente unas tareas especiales de limpieza y desinfección de su flota de vehículos. Estas medidas se han mantenido a lo largo de todo el episodio y actualmente se están incrementando para hacer frente al aumento de demanda que se está produciendo fruto de la evolución del proceso de desescalada. El pasado martes 9 de junio, el servicio registró 2.216 usuarios (un 30% de lo que era habitual antes de la declaración del estado de alarma), una de las cifras más altas de los últimos tres meses.

La limpieza diaria de los vehículos del servicio de transporte público urbano se realiza con productos detergentes desinfectantes y clorados de gran capacidad limpiadora y poder desinfectante, que son utilizados habitualmente en el ámbito sanitario y hospitalario. De hecho, la formulación de los productos confiere una gran estabilidad al contenido de hipoclorito, que unido a su alta concentración, los hace especialmente adecuado para este tipo de limpieza y desinfección.

 Se trata de productos con efectos bactericidas, fungicidas, esporicida y virucidas, que cumplen las normas UNE-EN 13697, UNE-EN 13704 y UNE-EN 14476, entre otras. Paralelamente, la información medioambiental está certificada con nº 932294 ISO 9.001 y nº 653.269 ISO 14.001. Estos productos eliminan la suciedad y los focos de gérmenes, no dejan residuos y no producen olores o emanaciones molestas para los viajeros.

Refuerzo en puntos concretos

Aunque el plan de limpieza se realiza diariamente en toda la flota, RubíBus ha reforzado la limpieza y desinfección de aquellos puntos más susceptibles de contacto directo tanto por parte de las personas usuarias del servicio como de los conductores y conductoras de los vehículos, tales como cristales, barras, asideros, asientos, volantes y pupitres. 

Adicionalmente, todos los autobuses reciben, también diariamente, un tratamiento especial interior de ozonización de 20 minutos de duración, homologado y adecuado para la destrucción diaria de virus, bacterias, hongos y microorganismos.

"La recuperación de la confianza de los usuarios y usuarias de RubíBus es esencial para volver a situar el transporte público como uno de los ejes principales de la movilidad sostenible de nuestra ciudad", ha explicado el concejal del Servicio de Movilidad y Accesibilidad, Rafael Güeto Ortiz. En este sentido, se está trabajando para recuperar progresivamente la normalidad en el servicio, realizando actuaciones específicas de limpieza y desinfección y promoviendo la adopción de medidas de autoprotección entre los viajeros. 

Así, RubíBus ha instalado señalización específica en los autobuses para recordar a los usuarios las medidas de autoprotección ante el coronavirus que hay que tener en cuenta, tales como la obligatoriedad del uso de mascarilla cuando se utilice el transporte público o la necesidad de mantener una distancia de seguridad.

Coincidiendo con el paso de Rubí a la fase 1, el pasado 25 de mayo, el servicio recuperó los horarios y frecuencias de paso habituales antes del estado de alarma, aunque con una ocupación máxima del 50%. Desde el pasado lunes 8 de junio, cuando la ciudad entró en la fase 2, ya se pueden utilizar la totalidad de los asientos. Se mantiene, sin embargo, la limitación de dos personas por metro cuadrado en el caso de los pasajeros que viajan de pie.

Más noticias de Rubí en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA