20 sep 2020

Ir a contenido

situación "inviable"

Cerdanyola, Mollet y Rubí no reabrirán las guarderías municipales mientras "no se garantice la seguridad sanitaria"

Piden "un cambio de criterio" a Educació y defienden que han tomado la decisión "pensando en el bienestar de las familias"

ACN

Imagen de archivo de una guardería municipal.

Imagen de archivo de una guardería municipal. / ayuntamiento de mollet

Rubí, Mollet y Cerdanyola del Vallès no reabrirán las guarderías municipales el próximo lunes, 8 de junio, cuando se está previsto que el Área Metropolitana pase a la fase 2 de la desescalada. Ven muy difícil poder garantizar las condiciones que ha hecho públicas Educació y por tanto asegurar "la seguridad sanitaria de los niños, las familias y los docentes". 

Aparte, advierten que "no hay manera de continuar con el modelo educativo establecido y los criterios pedagógicos que lo fundamentan". También alertan de que el horario en que estos equipamientos retomarían la actividad, de la mañana a una de la tarde y sin comedor, "hace complicada la conciliación familiar". Defienden que han tomado la decisión "pensando en el bienestar de las familias".

Escenario “inviable”

El concejal de Educación de Mollet del Vallés, Raúl Broto, considera que los actuales criterios de reapertura que ha planteado el Gobierno "no ofrecen la garantía de poder proteger y salvaguardar la seguridad", los alumnos, los padres y los docentes que trabajan en estas escuelas.

Alerta que las condiciones indicadas desde Educació tampoco permiten la continuidad del proyecto pedagógico de estos centros, "basado en potenciar las capacidades de autonomía y descubrimiento de los niños". Para Broto, el regreso de los pequeños en esta situación no es adecuada porque "no podrán reconocer a su docente referente, ya que será obligatorio el uso de mascarilla, ni podrán jugar o interactuar con sus compañeros y compañeras".

Además, indica que la reducida ratio de alumnos por aula que se plantea puede provocar que se tengan que hacer nuevos grupos, en espacios y con maestros diferentes al que tenían antes de la Covid-19.

El Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès también se ha expresado en esta línea y ha anunciado que no abrirá sus cuatro guarderías municipales hasta el mes de septiembre, "si no se da un cambio de criterio por parte de Educació".

Considera que el escenario planteado hace inviable "garantizar la continuidad del proyecto educativo o los criterios pedagógicos que lo fundamentan" y afirma que ha tomado la decisión "pensando en el bienestar de los niños". Además, advierte que la Generalitat ha autorizado a los ayuntamientos a retomar esta actividad en la fase 2, pero "bajo responsabilidad municipal".

Por su parte, el Ayuntamiento de Rubí ha anunciado que las tres guarderías municipales que hay en la población tampoco reanudarán la actividad el lunes de la semana que viene. También ve imposible cumplir con los requisitos de la Generalitat y mantener el proyecto actual. Asimismo, remarca que el horario de apertura planteado, de nueve a una de la tarde y sin servicio de comedor, es "poco útil" para las familias.

El concejal de Educación de Mollet también ha criticado este hecho y ha señalado que "hace complicada la conciliación". Explica que aunque se decidiera ampliar el horario hasta la tarde, sería complicado que se pudieran ofrecer comidas con las condiciones sanitarias y de seguridad adecuadas.

Más noticias de Rubí en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA