Ir a contenido

PROYECTO PIONERO

Rubí lleva el proyecto educativo 50/50 a la Cumbre Mundial del Clima

Un total de 13 escuelas de la ciudad participan en esta experiencia educativa integral en torno al ahorro y la eficiencia energética, con el objetivo de concienciar, fomentar hábitos sostenibles y empoderar a los centros para lograr un cambio de hábitos

El Periódico

Ana María Martínez Martínez, durante su intervención en la Cumbre Mundial del Clima.

Ana María Martínez Martínez, durante su intervención en la Cumbre Mundial del Clima. / ayuntamiento de rubí

La alcaldesa de Rubí, Ana María Martínez Martínez, participa estos días en la Cumbre Mundial del Clima que se celebra en Madrid, juntamente con otros concejales del equipo de gobierno, donde ha dado a conocer el éxito conseguido a través del proyecto educativo 50/50 en el marco de la ponencia ‘Las escuelas como semillas del cambio’, que ha tenido lugar en la Zona Verde del congreso.

El proyecto Rubí Brilla sentó un precedente en la ciudad en cuanto al fomento del ahorro y la eficiencia energética en todos niveles. Inicialmente, centró en el ámbito municipal e industrial, pero enseguida extendió su concepto a los sectores comercial y doméstico.

Bajo el paraguas de la filosofía de Rubí Brilla, las escuelas del municipio se han adherido al proyecto 50/50, una experiencia educativa en torno al ahorro y la eficiencia energética. Es decir, la comunidad educativa trabaja en equipo para reducir el consumo energético - y el gasto económico que conlleva- y disminuir las emisiones contaminantes. 

Así, los centros educativos se comprometen a reducir su gasto energético y el Consistorio devuelve la mitad del ahorro conseguido en forma de subvención directa. La otra mitad del dinero, el Ayuntamiento lo invierte en medidas de eficiencia energética en los centros para seguir aumentando el ahorro en el futuro.

El objetivo del proyecto es concienciar, fomentar hábitos sostenibles y empoderar a las comunidades educativas para lograr un cambio de hábitos. 

Empezando en Alemania

La idea comenzó a aplicarse con éxito en diferentes colegios de Alemania a principios de los años noventa. Desde entonces se ha implantado en otros países europeos dentro de la iniciativa EURONET 50/50. 

Rubí Brilla llevó la idea a Rubí en 2012, asegurando que el 100% del ahorro revirtiera totalmente en cada centro en forma de subvención y/o inversión directa, más allá del retorno del 50% que preveía Euronet. Además, Rubí Brilla mejoró la propuesta original con un sistema de monitorización en tiempo real de consumos, indicadores económicos y profundizando en la participación e implicación de toda la comunidad educativa.

"Los niños y niñas de Rubí son nuestra esperanza en la transición energética", ha asegurado la alcaldesa durante su intervención en la Cumbre. Ana María Martínez Martínez ha trasladado a las personas asistentes a la ponencia "el orgullo" que siente por este proyecto, que "tiene un bajo coste de implementación, unos resultados inmediatos y ofrece la posibilidad de replicarlo". Según la primera edil, "en un mundo devorador de recursos y dependiente de las energías fósiles, es vital el fomento del ahorro energético". Por eso ha asegurado que este tipo de proyectos "todavía tienen mucho recorrido en la ciudad y en el mundo".

Desde 2012, más de 20 escuelas de fuera de Rubí han replicado la propuesta 50/50, entre ellas, la escuela Sant Isidre de Valencia, Dos de Mayo de Pinto (Madrid), Nuestra Señora del Rosario de Agüimes (Gran Canaria ) y 6 escuelas de Alpedrete (Madrid).

Más noticias de Rubí en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA