Ir a contenido

INVERSIÓN PARA JÓVENES

Rubí planea transformar una antigua nave industrial en el nuevo centro de referencia para jóvenes

El inmueble, antigua sede de la empresa de televisores Superson, cuenta con una superficie de 3.200m2

El Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con el propietario para adquirirlo por 1,2 millones de euros

El Periódico

 Aspecto actual de la nave ubicada en Rubí

 Aspecto actual de la nave ubicada en Rubí / Lali Puig (Ayto. Rubí)

Una antigua nave industrial de unos 3.200 metros cuadrados podría apaciguar la falta de espacios para los jóvenes de Rubí. El consistorio está trabajando en la adquisición y posterior transformación de este espacio, ubicado en la Plana del Castell, para destinarlo a este colectivo de la ciudad.

El edificio, antigua sede de la empresa de televisores Superson, dispone de cuatro plantas y amplios espacios que podrían albergar a una mayor afluencia de público joven, que cuenta actualmente con un espacio reservado en la Torre Bassas que, como ha reconocido la propia alcaldesa, se ha quedado pequeño.  

Por eso, el consistorio confía en que la incorporación de este edificio al censo municipal permita dar respuesta a sus necesidades de los adolescentes, y ya ha llegado a un acuerdo con los propietarios del edificio para estudiar sus posibilidades de compra, por un precio fijado en los 1,2 millones de euros.

Ana María Martínez ha destacado la gran centralidad del inmueble, situado frente al Museo Municipal y muy cerca de otros equipamientos estratégicos, como el Escardívol, así como las posibilidades que ofrece su espacio interior, amplio diáfano, cosa que lo convierten en una muy buena opción para albergar a los chicos y chicas de la ciudad.

Proceso participativo

La primera edil ha avanzado además la voluntad del consistorio de que sean estos mismos jóvenes los que se impliquen en el proyecto, que está llamado a poner solución a una de las principales demandas del colectivo.

Por eso, la apertura de este nuevo equipamiento irá precedida, según ha informado el consistorio, de un proceso participativo, que permitirá a la juventud de Rubí ayudar a definir sus usos concretos.

Para la alcaldesa, se trata de un proyecto de futuro estimulante y con un fuerte componente emocional, pues se vincula a la historia de la antigua Superson y a la propia tradición industrial de Rubí, “por la que han pasado muchos rubinenses” y símbolo “del presente y el pasado de la ciudad”.

Más noticias de Rubí en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Temas: Jóvenes