19 sep 2020

Ir a contenido

CONTRA LA SUBIDA DEL ALQUILER

Macroacto en Rubí en defensa de unos alquileres dignos

El Casal Popular acogió el sábado una asamblea de inquilinos afectados por el encarecimiento del alquiler en bloques propiedad de fondos de inversión

Vecinos de Santa Perpètua, Sant Joan Despí, Poblenou y Rubí explicaron la situación de 'desahucios invisibles' a la que se enfrentan centenares de familias

El Periódico

 Imagen del macroacto celebrado en Rubí en defensa de unos alquileres dignos

 Imagen del macroacto celebrado en Rubí en defensa de unos alquileres dignos / @RubiLloguer

El macroacto contra la especulación inmobiliaria y en defensa de unos alquileres dignos llenó el pasado sábado el Casal Popular de Rubí, punto de un encuentro de vecinos de Santa Perpètua de Mogoda, Poblenou, Sant Joan Despí y Rubí afectados por la desorbitada subida de los contratos de sus inmuebles, pertenecientes a un fondo de inversión.

Acompañados por sindicatos vecinos como el de Sant Cugat y representantes del Sindicat de Llogaters, los afectados compartieron sus experiencias y acordaron estrategias conjuntas para evitar que la subida de los alquileres, que en algunos casos super el 75% o el 100% del precio actual, obligue a más de un centenar de familias a abandonar sus hogares.

Así, inquilinos de los bloques afectados de estas localidades explicaron la lucha que están llevando a cabo desde hace meses contra los propietarios de sus casas, en su mayoría pertenecientes a Medasil Desarrollos, empresa vinculada al banco de inversiones Goldman Sachs.

En el caso de Rubí, la subida afecta especialmente a unas setenta de familias que habitan en bloques de protección oficial en el barrio de Sant Jordi Parc, que denuncian la oleada de ‘desahucios invisibles’ que está provocando este aumento del alquiler entre los vecinos y que han protagonizado ya varios actos de protesta en la ciudad.

No es la primera vez que esta empresa cobra protagonismo en el área metropolitana, más de 120 familias de Sant Joan Despí se enfrentaron a ella hace sólo unos meses para evitar un incremento de entre el 40% y el 100% del que habían sido avisados por burofax, que finalmente se moduló gracias a la acción y la presión vecinal.

La misma situación a la que se enfrentan una treintena de familias de Can Filuà, en Santa Perpètua, que se unieron también al acto para intentar hacer presión grupal ante estas situaciones y determinar, junto al resto de participantes, acciones para llamar a la movilización a todos los propietarios afectados.

Limitar el precio del alquiler

Entre las acciones protesta más destacadas se encuentra el anuncio de una posible huelga de inquilinos, que dejarían de pagar el alquiler en caso de que no se les renovara el contrato sin ningún aumento, además de seguir con las protestas y movilizaciones en la zona e intentar reunirse con representantes políticos.

El acto se celebró solo un día después de que el Consejo de Ministros aprobara un real decreto que, aunque amplía la duración mínima de los contratos a los cinco años, no contempla que los ayuntamientos establezcan un límite al precio del alquiler, una medida esencial para los sindicatos de inquilinos.

El evento contó con la participación de miembros de varias fuerzas municipales, como la CUP, AUP o ICV, de la Teniente de alcaldía de Servicios a las Personas, Marta García, así como del diputado de Podemos en el Congreso, Rafa Mayoral, y los diputados en el Parlament Marta Ribas, de Catalunya En Comú-Podem, y Vidal Aragonés, de la CUP.

Este lunes, representantes del Sindicat del Lloguer de Rubí y el Sindicat de Llogaters se han reunido con representantes del Ayuntamiento y del Parlament, con el objetivo de hacer frente a Medasil y pedir que se regule el precio de los alquileres.

Más noticias de Rubí en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA