Ir a contenido

15 MILLONES DE INVERSIÓN

El PSC saca adelante el Plan de Inversiones de Rubí con el apoyo de Ciutadans y los concejales no adscritos

El Pleno extraordinario ha aprobado la inversión de 7,8 millones en mejoras en la ciudad con la oposición de ERC, ICV y PDECAT y la abstención de la AUP y Veïns per Rubí

A.G. / El Periódico

Aprobado en Pleno extraordinario  el Plan de Inversiones 2018 de Rubí, dotado con 7,8 millones de euros

Aprobado en Pleno extraordinario  el Plan de Inversiones 2018 de Rubí, dotado con 7,8 millones de euros

Este lunes, el Ayuntamiento de Rubí ha aprobado en un Pleno extraordinario el Plan de Inversiones 2018, que prevé la inversión de 7,8 millones de euros en proyectos de mejora de las instalaciones y el equipamiento público.

Con los votos en contra de ERC, ICV, PDECAT y las abstenciones de la AUP y Veïns per Rubí (VR), el equipo de gobierno –PSC y el concejal no adscrito Sergi Garcia- ha conseguido sacar adelante el nuevo Plan con el apoyo de los cinco concejales no adscritos y de Ciutadans (C’s).

El Plan, que tendrá un carácter bianual, contará el próximo año previsiblemente con otra inversión de cerca de 8 millones más, siempre que el remanente lo permita, lo que supone que el montón total invertido a dos años vista en la ciudad será de 15,4 millones de euros. 

Según el portavoz del grupo municipal del PSC, Rafael Güeto, se trata de un Plan de inversión que, aunque “no satisface todas las necesidades de la ciudad, sí algunas de las más importantes que tenemos y algunas de ellas que se vienen arrastrando desde hace mucho tiempo” y que se ha desarrollado teniendo en cuenta las aportaciones y propuestas del resto de fuerzas municipales.

Algo en lo que no coincide la oposición. La mayoría de grupos ha criticado la falta de consenso en la planificación de este nuevo Plan de inversión, así como la acelerada convocatoria del pleno extraordinario de aprobación del mismo.

El más crítico ha sido Víctor Puig, portavoz municipal del PDECAT, quien ha criticado al gobierno de no contar con su formación y de no aportar ningún proyecto real “detrás de todos estos titulares”, como muestra el resumen del pleno de rubitv.cat.

Puig acusó además a otros grupos municipales de estar “pagando con una sonrisa la campaña electoral a sus principales competidores”, aludiendo directamente a C’s, y justificó la negativa de la formación de aprobar este nuevo Plan asegurando que no se presentaron a elecciones “para hacer de comparsa de nadie”.

La remodelación de Ca n’Oriol, punto de polémica

Esquerra Republicana, que también votó en contra del nuevo Plan, se refirió al polémico proyecto de remodelación de Ca n’Oriol para justificar su falta de confianza en el gobierno municipal.

Su portavoz, Xavier Corbera, aseguró que algunos de los proyectos acordados, como lo es el de este parque rubinense, “distan mucho de lo acordado”, algo que plantea la duda a ERC de que pueda suceder lo mismo con este Plan.

La formación ha hecho presión en los últimos meses, junto a la mayoría de partidos de la oposición, para paralizar la remodelación que el Ayuntamiento pretendía hacer de este espacio público y que las obras de mejora pasaran por un proceso participativo, algo que parece haberse conseguido.

Sin embargo, “no hay partida presupuestaria para el proceso, por lo que se hace difícil que se vaya a llevar a cabo”. A lo que añadió que la responsabilidad de la oposición “es pedir garantías”, lo que les ha llevado a votar en contra de este proyecto de inversión hasta que las tengan.

Corbera fue también crítico con el resto de fuerzas, especialmente con C’s, y refirió al gobierno que la aprobación de esta inversión se ha dado gracias “al apoyo de la derecha más rancia” y del “transfuguismo”, así como de “concejales a los que hace meses que no se les escucha ni una sola palabra”, algo que tildó de “falta de respeto”.

Derecho a la vivienda

Otra de las formaciones que votó en contra de la aprobación del Plan, Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), lo ha hecho según su portavoz, Ànnia Garcia, por la falta de consenso en las medidas aprobadas.

Especialmente, aseguró durante el Pleno, porque el proyecto no incluye algunas de las principales prioridades de la ciudad, como lo es el derecho a la vivienda. García aseguró no entender "cómo hablando de más de 15 millones de euros en dos años no planteemos invertir ni un solo euro en políticas de vivienda”.

La portavoz volvió a insistir en la inmediatez de la convocatoria y de la planificación del Plan en general, acusando al gobierno de “improvisar decisiones trascendentes para el futuro de la ciudad”.

Las abstenciones

Alternativa d’Unitat Popular (AUP) y Veïns per Rubí (VR) han optado por la abstención, alegando que han visto incluidas en este nuevo Plan algunas de las medidas y proyectos propuestos por sus formaciones, pero han querido dar confianza ciega al gobierno.

“Algunas inversiones no tienen ningún proyecto y dar el aval incondicional sería dar un cheque en blanco a este gobierno municipal, que ya ha demostrado en varias ocasiones que no merece nuestra confianza”, aseguró Antoni García (VR).

Asimismo, la AUP reconoció que algunas de sus propuestas estaban incluidas en el presupuesto de inversión, pero se lamentó de que no se cumpliera con muchas otras, como el 15% de la inversión prevista a las organizaciones municipales. “Nos hemos quedado con menos de un 5%, algo que no se explica”, alegó Jordi Muntan.

Por su parte, tanto Ciutadans (C’s) como los concejales no adscritos José Manuel Mateo, María Dolores Marín, Jonatan Cobo y Noelia Borque mostraron su apoyo durante el pleno al equipo de Ana María Martínez, augurando el cumplimiento de los proyectos pactados.

Mejora en instalaciones y equipamiento público

Esta importante inversión se prevé materializar en actuaciones de mejora en instalaciones deportivas, urbanizaciones, calles y espacios públicos de la ciudad, así como la mejora del equipamiento público, entre los principales proyectos.

Algunos de ellos están ya definidos, como por ejemplo el arreglo del sector de Els Nius, que prevé “dar solución a un problema que ha afectado a los vecinos y vecinas desde hace más de una década”, según explicó el portavoz del gobierno, Rafael Güeto.

Asimismo, la inversión que se piensa hacer en las urbanizaciones incluirá básicamente el asfaltado, arreglo de aceras y zonas verdes, así como la instalación de cámaras de vídeovigilancia en el Pinar y en algunas de las zonas.

También se prevé invertir en realizar obras en diferentes calles de la ciudad, en la adecuación de nuevos tramos peatonales y en la remodelación de la plaza Pearson. Otra de las propuestas conlleva la ampliación del CEE de Ca n’Oriol, la mejora de varias instalaciones deportivas y la modernización de polígonos.

Más noticias de Rubí en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.