Ir a contenido

CAMPO DE GOLF

Cerrado por orden judicial el campo de golf de Can Sant Joan de Rubí

Las deudas acumuladas por la empresa que lo gestionaba han llevado a decretar su cierre

El Periódico

El campo de golf de Can Sant Joan de Rubí, cerrado por orden judicial

El campo de golf de Can Sant Joan de Rubí, cerrado por orden judicial / Golf Can Sant Joan Barcelona

El campo de golf de Can Sant Joan, ubicado entre Rubí y Sant Cugat, lleva cerrado desde hace una semana por orden judicial. Las deudas acumuladas por la empresa que explotaba la instalación desde el pasado año, Puro Campo S.L., han llevado a la Federació Catalana de Golf a rescindir el contrato vía judicial.

El cierre del campo ha dejado en la calle a sus trabajadores, que llevaban meses sin percibir sus salarios. El abogado de la empresa se ha comunicado con ellos para asegurarles que pronto recibirán su retribución gracias al Fondo de Garantía Salarial (FOGASA), que garantiza el cobro de salarios e indemnizaciones pendientes de abonar a trabajadores cuyas empresas se hayan declarado insolventes, según informa Rubítv.cat. 

Pero ese no era el único problema económico de la empresa, gestora del campo desde principios de 2017, y que acumulaba numerosas deudas a las que no ha podido hacer frente. Los socios, que no habían sido avisados del cierre, han perdido –por el momento- el dinero que habían pagado por adelantado por el uso de las instalaciones.

El fracaso de un ambicioso proyecto

El campo de golf de Can Sant Joan, diseñado por el golfista español Severiano Ballesteros, se inauguró en 1994, convirtiéndose en el primer campo de golf público de Cataluña. Su construcción fue impulsada por la Real Federación Española de Golf y la Federación Catalana de Golf, con la colaboración del Institut Català del Sòl, la Generalitat y el Consejo Superior de Deportes. 

En 2015 se vendió su concesión que, dos años más tarde, acabó en manos de Puro Campo S.L., empresa dedicada a la explotación de fincas rústicas y dirigida por un empresario ruso que pretendía hacer inversiones de mejora en el campo para atraer a nuevos clientes, según afirma el mismo medio.

Las obras de mejora no llegaron nunca y el estado del campo fue empeorando con el paso de los meses, generando una situación de dejadez que queda reflejada incluso en los principales portales de opinión de la red.

La Federació Catalana de Golf, quien decidió llevar a cabo la clausura del campo, ha declinado responder las preguntas de rubítv.cat y ha asegurado, en un comunicado, que “está trabajando para encontrar otro operador adecuado y solvente” para gestionar el campo, para evitar así su cierre definitivo.

Más noticias de Rubí en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

0 Comentarios
cargando