04 jul 2020

Ir a contenido

    COLECTIVOS VULNERABLES

    La Caixa crea 36.800 puestos de trabajo en un año para personas en riesgo de exclusión

    La entidad lleva más de una década impulsando caminos laborales a través del programa de inserción social 'Incorpora'

    El Periódico

    El programa Incorpora de La Caixa ha facilitado la creación de 36.800 puestos de trabajo en el 2019.

    El programa Incorpora de La Caixa ha facilitado la creación de 36.800 puestos de trabajo en el 2019.

    Incorpora, el programa de integración laboral de La Caixa,  facilitó 10.878 nuevos puestos de trabajo a personas vulnerables a lo largo del 2019 en Catalunya. Ello fue posible gracias a la implicación de 3.287 empresas y 137 entidades sociales en este proyecto de responsabilidad social. En su totalidad, esta iniciativa facilitó 36.803 empleos, de los que 34.205 fueron en el conjunto de España y 2.598 en el extranjero, ya que la metodología del programa Incorpora ha sido exportada a Portugal, Hungría, Polonia y Marruecos. 

    El proyecto, que se lleva desarrollando desde hace más de una década, ha conseguido un 13% más de contrataciones que en el 2018 a raíz del aumento de empresas colaboradoras. Actualmente, La Caixa cuenta con 13.613 empresas que ponen su granito de arena en este proyecto de responsabilidad social ofreciendo diferentes puestos de trabajo. Además de las empresas, la iniciativa también cuenta con el respaldo de más de 400 entidades sociales para lograr la integración laboral de personas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad como pueden ser personas con algún tipo de discapacidad, jóvenes en riesgo de exclusión, víctimas de violencia de género que necesitan ayuda para retomar sus vidas, parados que ya llevan tiempo en esa situación, e incluso antiguos reclusos que tienen dificultades para encontrar trabajo por su pasado. 'Incorpora' de La Caixa" no solo ofrece puestos de trabajo en empresas ya existentes, sino que en su línea de actuación encontramos un apartado para la autoocupación donde se facilitan las herramientas necesarias para que uno lleve a cabo propio deseo profesional. En el 2019 se crearon 1.356 microempresas lideradas por personas que estuvieron en riesgo de exclusión social y que, gracias al proyecto, se empoderaron. 

    Esta iniciativa no sólo beneficia a aquellos que acuden a ella para encontrar trabajo, sino que también a las empresas que colabora en el proyecto mediante ventajas fiscales y mejora de su imagen social corporativa y a los profesionales que trabajan en la reinserción de personas a través de la oportunidad de realizar cursos y dinámicas vía online para extender sus conocimentos.