Ir a contenido

    El Govern admite su fracaso de los convenios con las eléctricas: "no hemos obtenido respuesta"

    Buscan márgenes legales para que las empresas se hagan cargo de la mitad de las facturas de las familias vulnerables

    Elisenda Colell / Fidel Masreal

    Imagen de archivo de una torre eléctrica

    Imagen de archivo de una torre eléctrica / ACN

    La ley catalana de la pobreza energética, aprovada por uninimidad hace más de tres años, dice que las empresas subministradoras de gas, luz y agua deben asumir la mitad de las facturas de las famílias vulnerables firmando convenios con la administración. Mientras que las compañías de agua se apresuraron y hace ya más de dos años que firmaron estos protocolos, con las eléctricas sigue siendo imposible. "Hemos enviado cartas a 19 empresas y no hemos recibido respuesta", ha dicho la consellera de empresa y coneixement, Angels Chacón, hoy en rueda de prensa posterior al Consell Executiu. 

    Según la consellera, estos convenios son "voluntarios". "Hemos pedido dar una vuelta a la normativa para que obligue a estas compañías y la firma de los convenios sea obligatoria", ha asegurado Chacón. La consellera, ve dos problemas que estan dificultando las negociaciones. En primer lugar,  muchas de las competencias sobre la regulación del mercado electrico son estatales. La otra, que la firma de estos acuerdos no tiene compensación economica, cosa que ayudaría, a su entender, a facilitar las firmas de las eléctricas. 

    Preguntada sobre la manipulación de la instalación electrica en las viviendas okupadas, Chacón ha afirmado que "no sería legal" instalar contadores seguros en estos pisos. "La norma dice que debe haber cédula de habitabilidad, y estas viviendas no las tienen", ha afirmado la consellera.