Ir a contenido

De una tienda de provincia al líder europeo en la reparación de móviles

IRiparo espera tener 250 tiendas en España en el 2024

D. R. / Barcelona

Imagen del fundador de la empresa.

Imagen del fundador de la empresa.

En el frío mes de octubre de 2012 en Saluzzo (región del Piemonte de Italia), Carlo Alberto Rolando de 28 años, después de unos años reparando móviles en la habitación de su casa, para amigos y conocidos primero, y para el público de internet después, decidió lanzarse en el mágico mundo de los negocios. Abrió una tienda especializada en reparaciones de móviles y tablets. Llamó a su tienda: iRiparo. Pese al tamaño de su pueblo, una joya medieval de solo 22.000 habitantes a los pies de los Alpes, el número de clientes se multiplicó mes tras mes convenciendo a Carlo Alberto de que algo importante estaba pasando. Después de hablar con un excompañero del colegio e incorporarlo al negocio, decidió expandir su negocio franquiciándolo.

En aquella época, el mercado europeo de las reparaciones de móviles estaba ocupado por pequeños operadores que proporcionaban a sus clientes un servicio de muy baja calidad y sin garantía. Como recuerda Carlo Alberto, “un verdadero 'far west'”. iRiparo fue el primer operador en abrir tiendas con una imagen muy profesional y sobre todo con una focalización sobre la calidad del servicio nunca vista en el mercado. Extensos cursos de formación a los franquiciados, una maniática selección de los proveedores de piezas de recambio, reparaciones garantizadas un año, eficaces estrategias de márketing. Todos estos ingredientes multiplicaron el número de punto de ventas iRiparo proporcionando a la marca un crecimiento imparable. Actualmente la marca iRiparo cuenta con 250 puntos de venta en tres países europeos: Italia, España, Francia. En pocos años se ha convertido en la referencia en reparaciones de calidad en estos tres importantes países.

Interior de uno de los establecimientos, en Terrassa.

Carlo Alberto lo tiene muy claro que será de iRiparo en cinco años: “el mercado de las ventas de móviles está cambiando rápidamente: el valor medio de los terminales vendidos en España está creciendo desde hace varios años y lo mismo está pasando con el tiempo que los clientes se quedan con el mismo terminal. Ahora, y aún más en el futuro, los terminales son pequeños ordenadores con mucha tecnología; nos permiten hacer cualquier cosa. Por eso su valor ha crecido y los clientes están menos dispuestos a cambiarlo tan rápidamente como antes. Así que, en lugar de cambiarlo, lo reparan. Por eso nuestro plan de expansión a cinco años es muy fuerte; en el 2024 iRiparo tendrá operativas en Europa 850 tiendas, 250 de las cuales en España.

Para conseguir estos ambiciosos objetivos iRiparo necesitaba una ayuda profesional por parte de un operador con gran experiencia y los encontró en dos compañías muy conocidas en el mundo de la franquicia. Prink, el líder europeo en la venta especializada de cartuchos, tóner e impresoras (con más de 1.000 tiendas operativas en Europa) y Cell Phone Repair, el líder estadounidense en reparaciones de móviles con más de 650 tiendas operativas en Estados Unidos. Ambas compañías han entrado este año en el capital social de iRiparo para proporcionar las herramientas y la experiencia que hacen falta para seguir creciendo. “Ha sido una verdadera suerte encontrar dos aliados como Prink y CPR”, comenta Carlo Alberto. “Ambas compañías operan en sus mercados desde hace muchos años, consiguiendo resultados impresionantes. Desde el mercado americano que siempre está más avanzado del europeo, estamos importando nuevos servicios y modalidades operativas que nos ayudaran mucho. Diría que ha sido el matrimonio perfecto.”

Una de las tiendas, en Barcelona. 

El mercado

La gran variedad de móviles y tablets y la elevada frecuencia de fallos o roturas de los mismos han producido un incremento de la demanda por parte de los consumidores españoles de un servicio de reparación, rápido, fiable y eficaz. Un mercado enorme que hasta ahora no había encontrado un referente profesional. En España hay más de 60 millones de móviles de los cuales el 30% necesitan ser reparados. Este mercado representa en España 750 millones de euros, datos que pronostican un futuro prometedor y lleno de oportunidades para un sector en crecimiento exponencial.

iRiparo en España está ubicada en Barcelona donde un equipo de profesionales se ocupa de la gestión de los puntos de ventas. Quien quiera profundizar en la posibilidad de abrir un punto de venta de iRiparo en su ciudad, puede hacerlo aquí.

Temas: Móviles