Foro Primera Plan@

Pimec urge al Gobierno a concretar su plan de choque para salvar a las pymes

Josep González, presidente de la entidad, alerta de que el 30% de las pequeñas y medianas empresas catalanas corren el riesgo de cerrar

El líder patronal pide transparencia en la distribución de los fondos europeos y confía en que estos no los monopolizará la gran empresa

El presidente de Pimec, Josep González.

El presidente de Pimec, Josep González. / Manu Mitru (El Periódico)

Se lee en minutos

El presidente de PimecJosep González, urge al Gobierno a que concrete y acelere la implementación de un plan de choque para ayudar a las pymes a surfear el tsunami económico generado por el coronavirus. "A más ayudas, menos cierres", ha sido la simple ecuación que ha manifestado el líder patronal en el foro Primera Plan@, organizado por EL PERIÓDICO y Factor Energía, y con el patrocinio de ICL Iberia y Telefónica, celebrado de forma telemática por la pandemia. Según estimaciones recopiladas por la patronal catalana, el 30% de las pymes corren el riesgo de tener que cerrar debido a las pérdidas ocasionadas por la pandemia.

La demanda de transferencias directas para salvar a las empresas que arrastran desde hace meses mayores limitaciones sobre su actividad es un clamor mayoritario entre los empresarios. González considera que son necesarias medidas "más rápidas y más generosas" de las que hasta ahora se han implementado. Especialmente para las pymes. El Gobierno ultima desde hace semanas la posibilidad de inyectar subvenciones directas a las compañías y de reforzar su solvencia mediante mecanismos como los créditos participativos. Un plan de choque que todavía no se ha concretado, pero sobre el que González se ha mostrado "moderadamente optimista" de que acabará llegando.

El presidente de Pimec, que se mostró "moderadamente optimista de cara al 2021", valora las medidas adoptadas por la Administración para dotar de liquidez a las empresas, como, por ejemplo, el alargamiento de los periodos de carencia de los créditos ICO. No obstante, pide un mayor esfuerzo por parte de las autoridades y plantea la suspensión de todos los tributos hasta el 31 de diciembre, así como la bonificación de las cuotas autónomos. "No es el momento de subir impuestos, ni nacionales, ni municipales; […] toca un compromiso de todos", ha afirmado.

Equilibrio entre salud y economía

El cierre durante más de 40 días de la restauración y las restricciones sobre comercios y actividades culturales no fue plato de buen gusto para la patronal de las pymes. González la ha calificado de "excesiva" y ha manifestado que rompía con el difícil equilibrio que considera necesario durante esta pandemia de "mantener la economía y evitar los contagios". Reprochó también al Govern que el diálogo con los agentes sociales sean mesas "solo informativas" y no de trabajo y que no se les tenga en cuenta antes de tomar decisiones. Según cálculos de la patronal, las pérdidas inducidas por esta clausura superan los 780 millones de euros para los bares y restaurantes catalanes.

El presidente de Pimec considera que la campaña de Navidad será "decisiva" para muchas pequeñas y medianas empresas en Catalunya. Y, en ese sentido, ha manifestado su apoyo al llamamiento realizado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a consumir en el comercio de proximidad. "No deseamos ningún mal a Amazon", pero “si tenemos que escoger entre que deje de vender una gran empresa o un pequeño comercio, escogeremos siempre el pequeño comercio, que es mucho más numeroso", ha declarado.

Los fondos europeos, una prueba de fuego para la UE

La llegada del tren de los fondos europeos para reconstruir y modernizar la economía poscovid es uno de los grandes retos que ve González en el horizonte inmediato. "Es la primera vez que tengo la sensación de que estamos ante una Europa grande y unida", ha considerado; tras 26 años al frente de la patronal catalana. Un total de 142.000 millones de euros que está previsto que lleguen, por fases, desde la Unión Europea y las pequeñas y medianas empresas no quieren quedarse al margen de estas extraordinarias ayudas. Advirtió de que no las tiene que acabar monopolizando las grandes empresas. A su vez reclama un fondo para «pymes singulares» como el de 10.000 millones creado para rescatar grandes compañías estratégicas.

Conflicto con Canadell, no con la Cambra

Uno de los logros de Josep González al frente de Pimec ha sido enterrar el hacha de guerra con la otra gran patronal catalana, Foment del Treball. Hace un año las organizaciones empresariales firmaron, tras más de una década de litigios, la paz y pactaron igualar la representatividad entre patronales. El entente entre patronales coincidió con la victoria de Joan Canadell, y su candidatura apadrinada por la ANC, en la Cambra de Comerç de Barcelona. Un suceso que ha abierto un nuevo foco de conflicto en cuanto a la representatividad empresarial.

Te puede interesar

Pimec considera que Canadell tiene la voluntad de suplantar parte de las atribuciones que tienen los agentes sociales en Catalunya mediante la nueva ley de Cambres. Una iniciativa que JxCat y ERC intentaron aprobar al final de la presente legislatura "por la puerta de atrás", según ha calificado González, y que finalmente parece que no saldrá adelante.

En el choque entre Canadell y las patronales, Pimec ha tenido un mayor protagonismo. "Hay patronales que no han celebrado elecciones en 25 años", afirmó el presidente de la Cambra. Unas afirmaciones que González ha calificado de "injurias" y que ha provocado que Pimec inicie los trámites para una querella contra Canadell, "no contra las Cambra", según ha recalcado González, por vulneración del derecho al honor.