Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

Romeva pronostica un Govern diferente al de Mas y con algunas renuncias

"En el día a día algunas cosas no se podrán hacer porque no habrá acuerdo", afirma el cabeza de lista de Junts pel Sí

El exdirigente de ICV sostiene, en el foro Primera Plan@ de EL PERIÓDICO, que se atenderán las prioridades sociales y rechaza los peajes

FIDEL MASREAL / BARCELONA

Raül Romeva, cabeza de lista de Junts pel sí, es el político que cierra el ciclo de debates Primera Plana cara a las elecciones del 27-S. / C. MONTAÑÉS / VÍDEO: M. TUDELA

El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, ha afirmado este viernes en la conferencia-coloquio Primeraplan@ de EL PERIÓDICO, respecto a la actuación de un eventual Govern de su candidatura que "en la gestión del día a día se harán unas cosas y otras no se podrán hacer porque no habrá acuerdo entre la gente que formará parte del Govern". "Habrá cuestiones de tipo ideológico que no se harán, se pactará que no se harán, porque nos hemos de dotar de las herramientas de Estado. Nos llevarán a un nuevo escenario en 18 meses y entonces habrá unas elecciones constituyentes; en estas tocará que cada cual decida el modelo que quiere", ha dicho.

"Estamos en una situación de transición, en la gestión de la cotidianidad será un Govern transversal, no será de CDC, no será el de ERC, esto significa que quien sea que esté en el Govern tendrá que pactar los puntos de acuerdos que son mínimos y que ya existen; en política social hay 12 medidas prioritarias, estamos ante una prórroga desde el punto de vista de la gestión de lo hecho, porque no hay manera de modificar estructuralmente nada, tenemos problemas de recursos y de marco normativo", ha añadido Romeva respecto al día a día de la gestión de un posible Ejecutivo de Junts pel Sí.

Al respecto ha defendido que la política social será una prioridad porque "en cuestiones como la dación en pago, las guarderías, los desahucios, la pobreza infantil…todo esto será prioridad 1, y si hubiera el cero lo sería; desde ningún punto de visto este sector quedará marginado. La voluntad de la candidatura es que este es un aspecto que no merece matiz de ninguna manera".

NECESIDAD COLECTIVA

Al respecto de su papel en este Govern, ha reiterado su negativa a ser candidato a 'president' tras el 27-S. "No soy candidato a la presidencia de la Generalitat, estoy en este proyecto para hacer avanzar esta necesidad colectiva, no a título individual", ha ratificado.

El candidato de Junts pel Sí, respecto a los resultados de su lista el próximo domingo, ha afirmado que "si no hay mayoría en votos pero sí en escaños es legítimo que el Govern que salga de las urnas aplique su programa". Y, preguntado sobre las afirmaciones de este jueves de Artur Mas avisando contra los votos a la CUP cara al reconocimiento de la Unión Europea (UE) del proceso independentista, ha afirmado que "el 'president' no dijo 'el voto a la CUP' y si se ha de hacer una mayoría con la CUP ya se negociará qué quiere decir esa mayoría; habrá que negociar el escenario que surja".

LOS PEAJES

Respondiendo a la pregunta de una lectora de EL PERIÓDICO sobre los peajes en la próxima legislatura, el cabeza de lista independentista ha afirmado: "Si depende de mí, los peajes son una de las cosas que se han de eliminar enseguida que tengamos la capacidad de hacerlo. No sé si dependerá de este Govern; de lo que hablamos es de poder tomar este tipo de decisiones". "Hay que explicar la situación que tenemos; pensar en clave autonómica nos encalla, los peajes son graves, sí, tenemos los peajes porque el Estado no ha hecho inversiones en carreteras, miremos las cosas en su conjunto", ha añadido.

Romeva también se ha mostrado contrario a la idea de un ejército catalán porque no ve "ningún sentido a que una Catalunya independiente tenga ejército". "Y no lo reduzco al marco catalán, sino al europeo; no tengo ninguna necesidad de repetir los modelos de un Estado del siglo XIX porque hemos de mirar adelante; queremos construir un Estado con una condición propia del siglo XXI".

SIN ALTERNATIVA

En su intervención inicial, Romeva ha defendido la necesidad de emprender el camino hacia la independencia porque no existe ninguna "alternativa" creíble por parte de los partidos estatales, y ha reclamado una victoria clara para poder tener una "capacidad de negociación fuerte" con el Estado para ejecutar la hoja de ruta soberanista pero sin renunciar a sus objetivos. "Si llega [una propuesta] la afrontaremos, la escucharemos, la gestionaremos y podremos como mínimo hablar", ha apuntado.