Ir a contenido

    LOS PREMIOS DE LA ACADEMIA DEL CINE ESPAÑOL

    Urbizu supera a Almodóvar en la gala de los Goya

    'No habrá paz para los malvados' obtiene seis galardones, entre ellos mejor película, director y actor protagonista

    'La piel que habito' se queda con cuatro, con el de mejor actriz como más relevante

    No habrá paz para los malvados se ha convertido en la ganadora de la edición número 26 de los Premios Goya, que concede la Academia del Cine español. Con seis galardones, entre ellos el de mejor película, mejor director (Enrique Urbizu) y mejor actor protagonista (José Coronado), ha superado a La piel que habito, de Pedro Almodóvar.

    El director manchego ha tenido un agridulce regreso a la gala, ya que su filme ha recibido cuatro premios, entre ellos el de Elena Anaya, como mejor actriz protagonista. Eva, la película de Kike Maíllo, ha salvado la cuota del cine catalán con tres galardones. Ha sido una gala marcada por una igualdad que se ha deshecho cuando han llegado los premios gordos.

    Desempate en la recta final

    El desempate se ha roto en la recta final de una entrega de premios con mucho glamur, pero tan larga como siempre, con escasos momentos brillantes como el monólogo de Santiago Segura. La ceremonia se ha ido hasta las tres horas de duración, pese a uno de los vídeos del inicio en el que Cayetana Guillén ha intentado dar un consejo a los premiados sobre cómo abreviar sus agradecimientos. La mayoría no lo han seguido.

    La presentadora Eva Hache ha llevado con buen pulso una gala menos política que otras veces pero algo más de lo que parecía en principio. Así el propio Enrique González Macho reivindicó ante el ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, el mantenimiento de la legislación que beneficia al sector.

    La película de Enrique Urbizu pasará a la historia como la dominadora de esta edición, pero no con la contundencia que lo hizo el año pasado Pa negre, de Agustí Villaronga, que obtuvo nueve estatuíllas. Con 14 nominaciones, No habrá paz para los malvados ha coleccionado seis triunfos, pero han sido los más relevantes. Para La piel que habito (16 nominaciones) el mayor consuelo ha resultado el de mejor actriz protagonista, aparte del conseguido por Alberto Iglesias para la música original. Con 10 Goyas, el músico donostiarra es el más premiado del cine español.

    Otras favoritas con cuatro premios

    Las otras películas favoritas han aguantado en el escalafón con cuatro premios (sobre 11 nominaciones) para Blackthorn. Sin destino, de Mateo Gil, y tres para La voz dormida, de Benito Zambrano, que partía con nueve. María León, premiada ya en San Sebastián, ha obtenido el de actriz revelación.

    Eva, que tenía 12 nominaciones, pronto ha hallado la primera recompensa con el Goya para Lluís Homar como mejor actor de reparto, el mismo galardón que obtuvo en los Gaudí. Homar ha abierto la lista de premios con la que era su primera nominación pese a su dilatada carrera. El de efectos especiales estaba más cantado todavía y Kike Maíllo ha redondeado el terceto con el de mejor director novel.

    Maíllo, brillante y emotivo en su agradecimiento, tuvo unas generosas palabras para su Eva, la joven actriz Claudia Vega, presente en el Palacio de Congresos de la capital. También Isabel Coixet, ganadora del mejor documental, ha tenido su gran momento en la gala con su contundente evocación de la figura del juez Garzón, protagonista de su documental.