Vivimos en el país con más peluquerías de Europa. Efectivamente, en España hay alrededor de 50.000 establecimientos de este tipo, más del doble que la media europea. Y dentro de las peluquerías, el tipo de local que más está creciendo es la barbería, que resurge al fin de sus cenizas para velar por la belleza del varón.

El secreto del éxito de las barberías del siglo XXI es fundir tradición con nuevas tendencias, y contar con sofisticados profesionales cuyos looks oscilan entre el más moderno hipster y el gentleman del siglo pasado. Veamos algunos ejemplos de barberías con clase, a las que puedes entregar tu cabeza sin ningún miedo.

 

1 La Barbería del Norte, Bilbao

Un local vistoso y moderno, pero sin estridencias, alberga esta barbería de culto, consagrada al cuidado de la barba, el cabello y la piel de hombres con carácter. Bajo la sabia dirección técnica del premiado Vincenç Moretó, su equipo de barberos y peluqueros cortarán y arreglarán tu barba, amén de asesorarte sobre cambios de look, y ocuparse de todo para que salgas de su local hecho un pincel.

 

2 Los 3 Bigotes, Valencia

Una barbería joven y fresca, pero con espíritu atemporal: es la propuesta de este local sito en la capital del Turia que en poco tiempo se ha convertido en un premiado referente. Y es que al frente del mismo está el barbero Juan Luis Morillo, alias Sir Johnny Dude, cuyo equipo es diestro en el arte del corte difuminado en progresión, y en arreglos de barba teniendo en cuenta el visagismo del rostro.

 

3 La Barbería de Gràcia, Barcelona

Fundada en 1964, esta es la primera –y, de momento, la única– barbería que tiene tres estrellas theQhair, una especie de guía Michelin capilar que certifica la calidad de las peluquerías. No en vano, su capo, Jordi Pérez, es fiel al eterno concepto de barbería masculina que le transmitió su padre, con afeitados tradicionales a navaja, cortes modernos con técnicas artesanales y cosmética de alta gama.

 

4 La Barbería de Diego, Murcia

Galardonado con un premio Barberías Con Encanto, este local murciano inaugurado hace ya más de veinte años, se ha transformado sin prisa ni pausa en uno de los mejores del país. Se consideran «una barbería clásica para gente actual» y, por ello, junto a los cortes de pelo y barba oficiados por Diego Guerro y sus seis magníficos profesionales, ofrecen tatuajes, de la mano del maestro Richard. 

 

5 Barbería Chicho, Ourense

Dos estrellas theQhair y un premio Barberías Con Encanto avalan a este coqueto establecimiento gallego. El responsable es el barbero José Pablo Figueiras, que en 2005 se hizo cargo del local del negocio de su padre, para reinventar la ética y la estética de la barbería clásica, y transmutarla en una experiencia de wellness donde el cliente va a relajarse y a dejar que los expertos en estética se ocupen de todo.

 

6 The Barber Shop, Sevilla

Con una dilatada experiencia en peluquerías masculinas, Paco López abrió, hace veinte años ya, su propia barbería en el corazón de Sevilla. Su intención era recuperar lo que entonces eran «servicios perdidos», como el arreglo y lavado de barbas, el afeitado clásico a navaja con toalla aromatizada o ciertos tratamientos capilares. Hoy es un local consagrado, que ha cosechado numerosos galardones.

7 El Kinze de Cuchilleros, Madrid

Más que una barbería, pura historia de España. Porque este establecimiento se inauguró en 1900 y ha permanecido abierto desde entonces, incluso durante la Guerra Civil. El local, eso sí, se ha reformado, respetando pero enriqueciendo su estética, entre castiza y vintage. Y lo mejor: sus especialidades siguen siendo el afeitado, el arreglo de barba y el corte de pelo. Como en los viejos tiempos.