“Echadme toda la lluvia que queráis, porque tengo una gran sonrisa en mi cara”, canta Gene Kelly en el estándar Singin’ in the Rain. Pero la sonrisa se nos puede congelar en la cara si llevamos uno de esos relojes que, pese a su elevado precio y su rutilante sofisticación, se paran y se ahogan en un vaso de agua. 

Entonces, si, como Gene Kelly, quieres ponerle buena cara al mal tiempo, necesitas un reloj impermeable, sumergible e inasequible a las tormentas, aguaceros, chaparrones y trombas de agua tan frecuentes en esta estación. Te sugerimos unos cuantos que no tendrás que quitarte ni para meterte en la bañera.

 

1 Casio Black Analog Anti Reverse Bezel

Sencillo, bonito y muy económico –no llega a los 70 euros– este reloj no solo permanece intacto bajo una lluvia torrencial, sino que puede sumergirse en el mar, hasta 200 metros de profundidad, sin perder su precisión. A ello contribuyen su bisel antirreverso, su cristal mineral, su caja de acero inoxidable y una fuerte correa de resina negra. Además, posee una clarísima pantalla analógica de tres manecillas que hace que sea posible mirar la hora incluso debajo de una catarata.   

 

2 Garmin Vivoactive 3

Dentro del apartado de smartwatches, este se lleva la palma. Un reloj inteligente que, pese a que no sobrevivirá si se te cae a una fosa abisal, sí te puede servir para correr bajo la lluvia o practicar la natación. No en vano, es posible utilizarlo como rastreador de fitness, gracias a sus aplicaciones para el seguimiento de la natación o el running. También puede ser usado como dispositivo de pago, pues posee la función Garmin Pay, y hasta como GPS, por si te pierdes por la ciudad.

 

3 Citizen Eco-Drive Promaster

Si estás preocupado por la ecología, este es tu reloj. No necesita baterías, pues bastan unos minutos luz, bien natural o bien artificial, para cargarlo. Funciona a 200 metros de profundidad, así que sirve para el baño, la sauna, la piscina o el running bajo la lluvia. Sus grandes bazas son la precisión, basada en el cuarzo japonés, la resistencia, ya que posee una ventana mineral antirreflectante en la esfera, y la fosforescencia, que nos permite saber la hora en la noche más oscura.

 

4 TAG Heuer’s Formula 1 Stainless Steel 

Pulcro, fuerte y exacto como un coche de carreras, este reloj es una de las piezas más logradas de la firma suiza TAG Heuer. Absolutamente impermeable al agua, es capaz de marcar la hora a 200 metros. Pero, además combina el estilo deportivo y la sofisticación en dosis equilibradas. Caja de 41 milímetros de grosor, reforzada con acero, que se fija a la muñeca con una correa de caucho perforado de color negro. La guinda son sus manecillas luminiscentes y su inmutable bisel giratorio.

DR

 

5 Nixon 51-30

Es el reloj más resistente al agua de nuestra selección. Capaz de funcionar con exactitud a 300 metros de profundidad, ha sido diseñado para aficionados al buceo, pero también para tranquilizar a los más paranoicos: pase lo que pase, este Nixon no se va a “ahogar”. Además, el cuarzo japonés Miyota garantiza su precisión, y sus seis implacables manecillas marcan el tiempo en una cara de 51 milímetros.  Se trata, eso sí, de un reloj algo pesado, debido al acero inoxidable. 

DR

 

6 Luminox Evo Navy Seal Blackout 

Sumergible a 200 metros, es un reloj sobrio, fuerte y viril, perfecto para hombres de muñeca recia, adictos a los deportes arriesgados, húmedos e intempestivos. Negro como el carbón, posee una caja de poliéster reforzado con carbono de 10 milímetros de grosor, una cara de cristal mineral resistente a todo roce, y una corona protegida. Marca la hora civil y la hora militar, y, ya de paso, tiene una pequeña pantalla con la fecha por si se te olvida en qué día vives.

 

7 Rolex Sea-Dweller Deepsea

Siendo como es el reloj de lujo por antonomasia, no hay en la actualidad un Rolex que no sea más o menos resistente al agua. Pero el único que soporta inmersiones en el océano profundo, y funciona incluso a 1220 metros de profundidad, es el Sea-Dweller Deepsea. El secreto está, entre otras cosas, en su cristal de zafiro y en una hermética cara de 54 milímetros de grosor. Por algo este reloj ha sido destacado por la prestigiosa casa Watchfinder, líder en la venta de relojes de alta gama.